Perfil: ¿Poli bueno o poli malo? Choque entre Iberdrola y Endesa en su lucha con Nadal. Blogs de El Confidente

¿Poli bueno o poli malo? Choque entre Iberdrola y Endesa en su lucha con Nadal

Las compañías han adoptado un papel público opuesto. Mientras Iberdrola quiere dar la batalla al ministerio, Endesa prefiere hacer el papel de buen amigo para defender sus intereses

Foto: El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal (d), y el presidente de Endesa y presidente también del Club Español de la Energía, Enerclub, Borja Prado. (EFE)
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal (d), y el presidente de Endesa y presidente también del Club Español de la Energía, Enerclub, Borja Prado. (EFE)

No solo el frente independentista se resquebraja en su lucha contra el Gobierno. Las grandes eléctricas también están teniendo sus más y sus menos a la hora de abordar su lucha contra Álvaro Nadal. Endesa claramente ha optado por el perfil bajo, algo que no concuerda con el estilo que imprime a Iberdrola su presidente, Ignacio Sánchez Galán.

El sector al completo acudió el martes a su encuentro anual del Club Español de la Energía en el Hotel Westin Palace. Tras una rajada del ministro contra las eléctricas el lunes en Barcelona, el morbo estaba servido. Sin embargo, el presidente de Enerclub y de Endesa, Borja Prado, no pareció tener ningún desencuentro con el ministro, a tenor de las declaraciones sosegadas de ambos y la fluida conversación que mantuvieron durante todo el almuerzo. Alguno de Iberdrola se ponía malo al verlos desfilar juntos.

El enfrentamiento Endesa-Iberdrola también se dio una semana antes, en plena tensión desatada por el crujir de los recortes aireado esos días desde el ministerio. En el seno de Unesa, el miércoles de la sustanciosa comparecencia del ministro se debatía desde las siete de la mañana si mandar o no una nota de prensa para hacer frente al ímpetu recortador de Nadal. Iberdrola, a pecho descubierto. Endesa prefería esperar. En el tira y afloja, la nota se quedó en el cajón. Finalmente salió el jueves, un día después de que hablara en el Congreso el ministro y cuando el ruido regulatorio ya estaba bajando de volumen.

Jugar al ataque o al contraataque, no se ponen de acuerdo. Lo cierto es que las carantoñas de Prado a Nadal en el Palace de poco le sirvieron. El líder de Energía abandonó el convite y se fue directo al Senado para meterle un rejonazo a Endesa y hurgar en una herida que ya abrió tiempo antes. Los acusó a micrófono en boca de no invertir como lo hacen el resto de eléctricas. La razón: "Su política de dividendos". En román paladino: que los italianos de Enel no se rascan el bolsillo y prefieren ordeñar la vaca. Alguno en Ribera del Loira —sede de Endesa— se subía por las paredes al escucharle. La sopa de boletus y la merluza con que Borja Prado obsequió a Nadal en el distinguido hotel madrileño no sirvieron para contener la ira del ministro contra los italianos. No hay que mezclar lo personal y lo profesional.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios