Fraude fiscal: El señor del acero salta otra valla judicial: Aristrain, absuelto de alzamiento de bienes

El señor del acero salta otra valla judicial: Aristrain, absuelto de alzamiento de bienes

Antes de su gran juicio por fraude fiscal, José María Aristrain ha sido absuelto de alzamiento de bienes en un tema de una herencia familiar. Ya ganó el de abandono de familia

Foto: El empresario José María Aristrain de la Cruz. (Fernando Ruso)
El empresario José María Aristrain de la Cruz. (Fernando Ruso)

José María Aristrain de la Cruz ha ganado en los juzgados los dos casos que tenía de calentamiento antes de sentarse en el banquillo por fraude fiscal. Eran dos temas familiares, menores para él por la cuantía en juego: primero fue absuelto del impago de la pensión a su exmujer y la semana pasada, de un alzamiento de bienes junto a un primo en un caso de una herencia. El fiscal pedía cuatro años de cárcel contra él, pero ha sido absuelto.

Aristrain, una de las grandes fortunas de España —1.000 millones, según ¡Forbes'—, ha sorteado recientemente dos problemas en los juzgados. Primero se sentó en el banquillo acusado de no pagar la pensión a su exmujer. Fue un caso extraño, porque ya había llegado a un acuerdo con ella, pero la Fiscalía mantuvo la acusación. La jueza del caso, en una sentencia del pasado mes de diciembre, consideró que "no ha quedado acreditado que desde la fecha del establecimiento de la pensión compensatoria hasta el escrito de 3 de junio de 2015, el acusado haya dejado de abonar la cantidad que en concepto de pensión compensatoria se estableció judicialmente". La jueza considera que aunque Aristrain dejó de pagar un tiempo la pensión "porque tenía paralizadas judicialmente sus cuentas", el principio de mínima intervención del derecho penal la lleva a no condenar, porque las dos partes ya se habían puesto de acuerdo.

Después le llegó el turno a otro caso derivado de un problema familiar. La Fiscalía pedía para él cuatro años de cárcel por alzamiento de bienes. El caso se remonta a 2010. La acusación sostenía que ese año compró a su primo Joaquín Aristrain el 25% de una sociedad, Transdubaris, dedicada al transporte de acero en Arcelor, por un euro. Y que lo hizo para evitar que Joaquín pagase a su hermana la parte de la herencia que le tocaba. La vista se celebró en Madrid hace dos semanas. Según la sentencia, "en el acto de juicio no resultó acreditado que cuando José Joaquín Aristrain Larrea vendió dichas participaciones lo hiciera con la finalidad de hacerse total o parcialmente insolvente". Señala que si pagó solo un euro era por la mala situación de la compañía.

La titular del juzgado de lo penal 19 de Madrid, María Dolores Moure, decidió que "conforme a las pruebas practicadas, no se puede concluir que la venta de participaciones que realizó José Joaquín Aristrain Larrea en favor de su primo José María Aristrain de la Cruz se hiciera con la finalidad de perjudicar a los herederos del padre del primero y de eludir este el pago de la deuda que formaba parte del activo del caudal relicto, porque ningún valor tenían las participaciones que transmitió al ser el patrimonio de la empresa negativo".

Estos dos casos han sido aperitivos del gran juicio por fraude fiscal que tiene pendiente. Está acusado de defraudar 200 millones de euros simulando la residencia en Suiza y ocultando sus acciones —es de los principales accionistas de Arcelor— en Luxemburgo. La Fiscalía pide para él 64 años de cárcel y 1.400 millones entre cuota defraudada y multa. Antes de eso, Aristrain está aliviando sus fianzas. Puso a la venta su megayate y también escucha ofertas por un Ferrari GTO, el coche más caro del mundo.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios