Cuerpo a tierra, en La Moncloa ahora no se fuma

Todos los presidentes anteriores han fumado, de forma más o menos frecuente

Foto: Pedro Sánchez en su primer acto en La Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez en su primer acto en La Moncloa. (EFE)

Todos los inquilinos del palacio de La Moncloa han probado disfrutado las miles del triunfo y los humos del tabaco. Adolfo Suárez y Felipe González fumaron sin tapujos en la España retratada en blanco y negro y también en color. José María Aznar y Mariano Rajoy han sido más fieles de los puros, como los Cohiba, mientras que José Luis Rodríguez Zapatero era más de pitillos ocasionales y en privado.

Esta tradición fumadora se rompe ahora con Pedro Sánchez. El nuevo presidente presume de pasado deportivo y de vida saludable, de modo que será imposible verle con los pies sobre la mesa al tiempo que sujeta un habano, hacer corrillo en el patio del Congreso fumando con urgencia un cigarrillo o afrontar una sobremesa de varias horas sin pedir fuego a ninguno de los comensales.

La condición de fumadores no ha evitado que el tabaco haya recibido un trato privilegiado por parte de los Gobiernos anteriores. Bien sea por impuestos, bien sea por restricciones de consumo, la industria del tabaco está acostumbrada a recibir por el lado de Hacienda y por el de Sanidad. Ahora nada hace pensar que vaya a ser muy distinto... y menos si el 'jefe' no tiene querencia a echarse un 'piti'.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios