Pablo Casado se va de pesca a las 'Big Four'... y acaba con las manos vacías

Pablo Casado no está teniendo suerte. El líder del Partido Popular ha pichado en hueso a la hora de reclutar jóvenes talentos para su formación política.

Foto: Pablo Casado en el Congreso. (EFE)
Pablo Casado en el Congreso. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura1'

Pablo Casado no está teniendo suerte. El líder del Partido Popular ha pichado en hueso a la hora de reclutar jóvenes talentos para su formación política. Obligado como está, tanto por necesidad como por convicción, de formar un gabinete en la sombra, su empeño por incorporar a savia nueva procedente de la 'sociedad civil' está resultanto una tarea titánica y muy poco exitosa.

Uno de los caladeros a los que Casado ha ido a pescar jóvenes promesas para sus filas ha sido a las plantillas de las 'big four'. Aunque hasta la fecha muchos de los perfiles que nutren filas de Deloitte, PwC, EY o KPMG fueran (o sean) votantes potenciales del PP, eso no está traduciéndose de manera inmediata en adhesiones para cambiar de filas y pasar a servir a Génova.

De momento, para cubrir los puestos más políticos, Casado ha recuperado a nombres vinculados a FAES que ya han pasado por diferentes administraciones del PP. Sin embargo, el plan inicial pasaba por incorporar a caras nuevas para los puestos más técnicos, dedicados a producir inteligencia sobre materias como gasto público, política económica, competencias terrioriales...

Casado está descubriendo en sus propias carnes la dificultad que tiene para captar talento joven para la causa del PP. Muy pocos están dispuestos a abandonar una carrera profesional en ascenso por asumir el riesgo de saltar a la vida pública, aunque sea para desempeñar tareas en la sombra produciendo 'papers'. Son las 'big four' las que prefieren reclutar a excargos públicos.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios