Cospedal se olvida de un mal 2018 en el concierto de Año Nuevo de Viena

Después de un año de disgustos María Dolores de Cospedal pasó las últimas horas de 2018 escuchando los valses en la Sala Dorada de la Musikverein vienesa

Foto: La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal. (Raúl Arias)
La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal. (Raúl Arias)

Después de un año de disgustos, María Dolores de Cospedal pasó las últimas horas de 2018 escuchando los valses en la Sala Dorada de la Musikverein vienesa.

Acompañada de su marido, disfrutó de la música de los Strauss para poner fin a 365 días en los que una moción de censura la dejó fuera del gobierno, el proceso de primarias del Partido Popular también la apartó en sus aspiraciones por presidir esta formación y, finalmente, unas conversaciones con el excomisario Villarejo le llevaron a renunciar como miembro del Comité Ejecutivo Nacional de los populares y como diputada en el Congreso.

Su presencia en la Sala Dorada no pasó desapercibida para los españoles que allí estaban escuchando la tradicional música con la que Viena despide un año y comienza el siguiente.

Bajo la dirección de Christian Thielemann los maestros de la Wiener Philarmoniker sacaron las mejores sonrisas de un público entregado que llenaba la calurosa sala. Y Cospedal no dudó en seguir las instrucciones de un simpático y gesticuloso Thielemann en la Marcha Radetzky final.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios