La ministra de Sánchez que va de compras por su propio pie y sin un solo escolta

A veces se desplaza en su propio coche, a veces en autobús. Margarita Robles es partidaria de hacer recados y compras navideñas por su cuenta y sin servicio de seguridad

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE)
La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE)

Las compras de última hora en Navidad no entienden de personas ni de empleos. Los políticos, igual que cientos de familias, padres, madres o amigos que dedican los días previos a las fiestas a hacer las últimas adquisiciones, también se ven obligados a sacar tiempo de debajo de las piedras para dar salida a los recados finales. Le ocurrió a Margarita Robles este fin de semana, en vísperas de Reyes. Fue vista en uno de los centros comerciales de referencia de la capital con la naturalidad que le caracteriza.

Eso fue, de hecho, lo más chocante para los presentes. La titular de Defensa se movía como pez en el agua rodeada de cosméticos, parándose a hablar con todo el que la demandaba. Y no solo eso: sin una sola interferencia porque Robles no llevaba servicio de seguridad acompañándola. Ni un solo escolta. Muchas han sido las polémicas que han rodeado la necesidad de poner seguridad a los dirigentes políticos. Y, sin embargo, ella —pese a ocupar una cartera ministerial y pertenecer al Gobierno de Pedro Sánchezconsidera que si no es necesario, mejor así.

Quien la conoce bien sabe que si algo le gusta a la ministra Robles es ir a los sitios por su cuenta. Muchas veces en su propio cochele gusta conducir— o si no en autobús. Sin ningún problema. Así fue el otro día al centro comercial, por su propio pie, y de ahí se volvió a casa sin tener que ir acompañada por nadie. Quien la conoce sabe también que no le disgusta nada pararse a hablar con quien la aborde, pese a ser fácilmente reconocible en cualquier lugar. No solo por su condición de ministra, sino también por su trayectoria anterior en política e incluso recientemente como portavoz parlamentaria del grupo socialista, momento en el que adquirió notabilidad mediática.

Más allá de sus recados y actos privados, Robles reapareció tras unos días de descanso vacacional este 6 de enero en el Palacio Real con motivo de la Pascua Militar. Lo hizo enfundada en un vestido color rojo, como no podía ser de otra manera, largo —como marca el protocolo para ese día— y reivindicando el papel de las mujeres en las Fuerzas Armadas.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios