Blackstone y la discreción de Jordi Pujol... nieto

¿Hay un imán que atraiga de manera ineludible a los hijos de políticos y grandes empresarios a trabajar en el sector de fondos inmobiliarios?

Foto: Blackstone, en la Bolsa de Nueva York. (Reuters)
Blackstone, en la Bolsa de Nueva York. (Reuters)

Hay ocasiones en que la discreción es una virtud. En otras, un escudo con el que blindarse de opiniones y comentarios inoportunos, o incluso impertinentes. Pero al final todo se acaba sabiendo. En las oficinas de Blackstone en Londres, en el número 40 de Berkeley Square, trabajan varios ejecutivos de origen español y uno de ellos es especialmente discreto. O misterioso, según se mire.

Habla poco, nunca entrega tarjetas de visita. Pero opera en el sector inmobiliario español, donde este fondo ha tomado importantes posiciones. Antes de Londres, había trabajado como analista también para Blackstone en las oficinas de Nueva York. Su carrera muestra como si poco a poco se fuera acercando a España.

Según explica una fuente del sector, su nombre es Jordi Pujol. Pero no es el padre. Y tampoco es el hijo. Se trata del nieto: Jordi Pujol Gironés, que como muchos hijos de la 'beautiful people' española ha escogido como campo profesional el sector de los fondos dedicados al inmobiliario, que desde 2009 han desembarcado en España. Blackstone es uno de los mayores fondos del mundo. Solo en inmobiliario, gestiona activos por valor de 119.000 millones de dólares, según los datos que ofrece la compañía.

De esta cifra, 20.000 millones de euros se encuentran en España, donde Claudio Boada Pallarés es su hombre. Claudio Boada también es 'hijo de', en este caso de Claudio Boada Villalonga, quien fuera histórico presidente del Banco Hispanoamericano.

Las sagas familiares, tanto en la política como en la economía, son una constante en el sector de fondos buitre, que se han convertido en los grandes actores del 'ladrillo' español. Es como si estos fondos, antes de invertir en tocho, tuvieran que hacer un desembolso previo: invertir en sangre, sangre lo más noble posible. El propio Jordi Pujol Gironés ya tenía un precedente en su misma familia: su tío Oleguer Pujol había trabajado en Drago Capital.

¿Hay un imán que atraiga de manera ineludible a los hijos de políticos y grandes empresarios a trabajar en el sector de fondos inmobiliarios?

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios