Dos hombres (los Pérez de los Cobos) y un destino: Barcelona

Barcelona une a los Pérez de los Cobos. Al expresidente del TC y a su hermano, a quienes les tocó vivir los momentos más tensos del 'procés', los sientan en la mesa de la capital catalana

Foto: Francisco Pérez de los Cobos, expresidente del Tribunal Constitucional. (EFE)
Francisco Pérez de los Cobos, expresidente del Tribunal Constitucional. (EFE)

Hay veces que el destino es caprichoso. Y si no que se lo pregunten al magistrado Francisco Pérez de los Cobos, expresidente del Tribunal Constitucional durante algunos de los años más duros del 'procés' (entre 2013 y 2017).

El pasado lunes, Pérez de los Cobos asistió, como no podía ser de otra manera, a la entrega del IX Premio Gumersindo de Azcárate, instituido por el Colegio de Registradores de España. No en vano, el galardón de este año fue a parar al Tribunal Constitucional, cerca ya de su 40 aniversario, por lo que su presencia era obligada.

El almuerzo se celebró en el Hotel Villamagna, tomado literalmente por una legión de coches con cristales tintados, lo que siempre es una señal inequívoca de que dentro del vehículo se huele poder. Los organizadores del acto habían previsto 52 mesas distribuidas a la manera de un mapa de España. Es decir, una especie de piel de toro. Cada una de las mesas estaba coronada con un cartelón en el que se podía leer el nombre de cada una de las provincias. Y ya fue casualidad que entre tan vasto territorio a Pérez de los Cobos le tocara sentarse, precisamente, en la mesa de Barcelona.

Su sorpresa debió ser mayúscula, y fue la comidilla del acto, entre otras cosas porque a su hermano, el coronel Pérez de los Cobos, también le tocó almorzar muchas veces en Barcelona, aunque en este caso para apaciguar los ánimos en los momentos de mayor tensión del 'procés'.

El acto, en todo caso, fue un homenaje a la concordia y a la paz social. No en vano, Gumersindo de Azcárate fue un ilustre jurista que luchó contra una de las lacras de la sociedad de su tiempo, la usura. El bueno de Azcárate, un hombre clave en ese prodigio humanístico que fue la Institución Libre de Enseñanza, fue el autor de una ley que más de un siglo después sigue vigente, lo que da idea de su fuerza intelectual.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios