Juan Roig: pitillos, gintónics y 'conference calls' a su paso por Madrid

El presidente de Mercadona y dirigente del Valencia Basket estuvo en Madrid para acompañar a su equipo. Pero no tuvo tiempo para el relax ni en lo deportivo ni en los negocios

Foto: El presidente de Mercadona, Juan Roig, a la izquierda de la imagen. (EC)
El presidente de Mercadona, Juan Roig, a la izquierda de la imagen. (EC)

El dueño de Mercadona, Juan Roig, hizo una visita relámpago a Madrid el pasado sábado que para alguno de los vecinos del barrio de Goya, en el corazón del distrito de Salamanca, no pasó desapercibida. El motivo de su viaje no fue más que acompañar a la otra entidad que dirige, el Valencia Basket, de la que es máximo accionista. Su equipo se enfrentó al Real Madrid (que ganó por 79-66 en el segundo partido de los 'play-offs' de las semifinales de la Liga ACB). Antes del encuentro, Roig fue visto en una terraza de la plaza de Salvador Dalí, al pie del Wizink Center donde se disputaría el encuentro poco después. Intentó relajarse, pero no pudo.

Juan Roig (izq.) y Joaquín Ballester Agut (de frente, tercero por la izquierda). (EC)
Juan Roig (izq.) y Joaquín Ballester Agut (de frente, tercero por la izquierda). (EC)

Entre los acompañantes del presidente ejecutivo de Mercadona estaban Joaquín Ballester Agut, presidente de Agrihold, y Pago Raga, consejero delegado del Valencia Basket. En total, siete directivos y las esposas de dos de ellos esperaron pacientemente a que se liberara una mesa en la terraza de un bar cercano. Cuando por fin lo consiguieron, la velada parecía que sería estrictamente de ocio: alguien pidió gintónics para todos y Roig desenfundó una cajetilla de cigarros.

Sin embargo, acto seguido, también desenfundó su móvil, al que estuvo pegado prácticamente todo el encuentro, sin prestar apenas atención a la conversación alrededor. Y no fue solo para revisar o enviar mensajes, también surgieron varias llamadas que, a juzgar por las miradas furtivas de sus acompañantes al gesto serio de Roig, eran claramente de negocios. 'Conference calls' en toda regla para las que el jefe de Mercadona tuvo hasta que desenfundar los auriculares de su iPhone para hablar con más comodidad, como se ve en la imagen inferior.

Imagen: EC.
Imagen: EC.

Al final, sin descanso antes, durante ni después del partido. La derrota del Valencia Basket en la capital forzaba al equipo de Roig a ganar en casa. Pero tampoco pudo ser. El Valencia Basket perdió ayer por 78-85, aupando al Madrid a la octava final consecutiva de la Liga Endesa. Otra preocupación más para Roig.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios