CONTRA LA POLÍTICA DE CUOTAS DE LAS MUJERES

Lola Dancausa, la feminista rebelde de Bankinter en la fundación de Aldo Olcese

La consejera delegada del banco controlado por la familia Botín reveló su oposición a las políticas de cuotas de las mujeres en los consejos de administración de las empresas

Foto: Lola Dancausa. (EFE)
Lola Dancausa. (EFE)

Europa vivió este martes una mañana histórica. Por primera vez, dos mujeres eran seleccionadas para asumir el poder de la Comisión Europea, en la figura de la alemana Ursula von der Leyen, y del Banco Central Europeo, que pasará a manos de la francesa Christine Lagarde. A esas mismas horas, la Fundación Independiente, dirigida por Aldo Olcese, reunía a unas 50 personas en un desayuno privado que tenía como invitada de excepción a Maria Dolores Dancausa, la segunda mujer es ser consejera delegada de un banco en España, Bankinter, tras Ana Botín en Banesto.

Lola, como la conocen sus allegados, hizo una exposición de la situación de España, de la banca y de distintos temas generales. Desde la tribuna instalada en el Club Financiero Génova, la directiva aseguró que “la banca hoy en día contribuye a la mejora de la economía y de la sociedad y tiene todavía mucho que decir”. Pero también añadió que tiene que reinventarse constantemente porque la relación con los clientes ha cambiado mucho. “La tecnología lo ha invadido todo”, aseveró.

En cuanto a las perspectivas económicas de España, Dancausa indicó que nuestro país está resistiendo mejor los envites de la economía en la eurozona y es optimista con la capacidad de España. Sin embargo, reconoció que le preocupan las promesas electorales con ciertas iniciativas a medio y largo plazo, como las subidas de impuestos para financiar el aumento de gasto, porque se produce un desequilibrio: más gente que recibe y menos gente que aporta, y por lo tanto se produce más gasto en general.

Y se definió como “una mujer de su tiempo”, de una generación muy responsable, que nunca se planteó no trabajar y que además se ha desarrollado como madre y como profesional. "Somos una generación de mujeres libres e independientes". Pero lejos de parecer una oda al feminismo, Dancausa fue muy crítica con las posiciones más extremas de su género. Y no dudó en decirle a Ana Bujaldón, presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (Fedepe) que no estaba de acuerdo con el reparto de cuotas en los consejos de administración de las empresas cotizadas.

La jefa de Bankinter dijo estar en contra de los mantras feministas que exigen al menos un 30% de mujeres en los órganos de gobierno de las compañías porque van contra las personas que como ella se han ganado su puesto a pulso, por méritos propios y no por cuota. Vamos, que no se trata de porcentajes sino de valía, como ocurre en su banco, donde el 51% de las mujeres ocupan los cargos directivos.

Aunque fuentes cercanas a la consejera delegada aseguran que su relación con Bujaldón es buena y que Fedepe incluso le dio un premio, a algunos y algunas de los y las asistentes les llamó la atención el mensaje crítico contra Bujaldón, una activista en defensa de la mujer y vocal de la Fundación Independiente. Algo que va contra el pensamiento de Dancausa, que considera que "nos estamos pasando de frenada" con las políticas de igualdad.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios