La operación Z de Moll 'salva' las acciones de Ximo Puig en 'Mediterráneo de Castellón'

Aunque su balance está saneado, el traspaso de Zeta permite a 'Mediterráneo de Castellón' eludir el riesgo de verse arrastrado por la deuda financiera que lastraba al conglomerado de Asensio

Foto: Ximo Puig, en la fiesta del 40 aniversario de Prensa Ibérica en Valencia.
Ximo Puig, en la fiesta del 40 aniversario de Prensa Ibérica en Valencia.

La compra del Grupo Zeta por parte de Prensa Ibérica Media ha tenido como efecto colateral poner 'a salvo' la participación accionarial que el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, posee desde hace años en uno de los periódicos que se han fusionado con los del conglomerado de Javier Moll. En la declaración de bienes que el barón valenciano ha remitido al portal de transparencia aparecen una vez más los 177.886,06 euros con los que valora su paquete de acciones en Promociones y Ediciones Culturales (Pecsa), la empresa editora del diario impreso 'Mediterráneo de Castellón', en la que la compañía de Antonio Asensio tenía el 84,96%.

El periódico castellonense, con 13 millones de euros de reservas contables y un beneficio de 571.699 euros de resultado neto en 2017, es uno de los que arrojan rentabilidad de cuantos se ha quedado el empresario afincado en Barcelona, con 'El Periódico de Cataluña' como adquisición estrella. Aunque su balance está saneado, el traspaso de Zeta permite a 'Mediterráneo de Castellón' eludir el riesgo de verse arrastrado por la deuda financiera que lastraba al conglomerado de Asensio.

Moll ha pactado con los acreedores financieros una quita del 70% de los casi 100 millones de deuda. Entre estos acreedores figuraba el Instituto Valenciano de Finanzas, que se sumó al festival de condonaciones efectuado por CaixaBank, Santander o Sabadell y 'perdonó' a Prensa Ibérica 1,3 de los 1,9 millones de deuda que tenía viva Zeta con la entidad dependiente de la Generalitat valenciana. La quita se blindó legalmente con un decreto aprobado por el Consell valenciano el pasado 15 de marzo que permite sumarse a operaciones sindicadas de refinanciación cuando lo hacen otros acreedores, tal como relató 'eldiario.es'.

Quizá para celebrar la fusión, este domingo 'Mediterráneo de Castellón' y 'Levante-EMV' [diario líder de Moll en la Comunidad Valenciana] publicaban en portada una entrevista con el presidente valenciano compartiendo fotografías y texto, demostrando así las sinergias que puede generar una fusión de la gestión de periódicos regionales. Los que no han tenido tanta suerte son los trabajadores de 'Levante de Castellón' que han sido despedidos como consecuencia de la concentración y no han sido recolocados en el antaño periódico de la competencia. Prensa Ibérica ha decidido cerrar esta cabecera para concentrar sus esfuerzos en la que tiene como socio a Ximo Puig.

La compra de los periódicos de Zeta ha llegado acompañada de nuevos ajustes de empleo en los diarios que Moll posee, especialmente en el arco mediterráneo. Prensa Ibérica presenta pérdidas en casi todas estas cabeceras, desde 'Levante-EMV' a 'Diario de Mallorca', 'Información de Alicante', 'La Opinión de Murcia' o 'Diari de Girona'. Hasta la suma de Zeta, el grupo editor sostenía su resultado consolidado con los beneficios de 'La Nueva España de Asturias', el 'Faro de Vigo' y sociedades de servicios a sus propios diarios como Laimo [que cobra los alquileres de los edificios que ocupan los periódicos] o Recursos en la Red.

PP y Cs piden explicaciones

Los detalles de la quita de deuda por parte del Instituto Valenciano de Finanzas a Prensa Ibérica han suscitado el interés de los grupos de la oposición en la Comunidad Valenciana. Tanto el Partido Popular como Ciudadanos han reclamado al Consell los expedientes de la refinanciación del Grupo Z y una explicación de los motivos que justificaron la decisión del llamado banco de la Generalitat. “Queremos saber qué pasa, porque no resulta ni ético ni estético, por ello, hemos pedido copia completa de ese expediente y si ha habido condonación de deuda a otras empresas en situación similar”, señalaba la presidenta regional del PP valenciano, Isabel Bonig, en referencia a la participación accionarial de Ximo Puig. También la portavoz adjunta de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Ruth Merino, ha presentado preguntas parlamentarias en los mismos términos.

Las dos formaciones han interpelado también al Gobierno valenciano sobre la publicidad institucional recibida por el grupo mediático del que ahora es accionista indirecto el propio Ximo Puig. Prensa Ibérica recibió el año pasado 1,4 millones de euros, sin contar la asignación de casi 300.000 euros que la Generalitat inyectó en 'Mediterráneo de Castellón', de los cuales 212.597 euros salieron de Presidencia.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios