El sobrino de Matutes pisa fuerte en Andorra con casas de 1,6 millones

Marc Rahola, el sobrino del que fuera ministro de Asuntos Exteriores con José María Aznar, Abel Matutes, sigue ampliando sus negocios inmobiliarios en la península Ibérica

Foto: Marc Rahola Matutes.
Marc Rahola Matutes.

De Madrid a Ibiza pasando por Andorra. Marc Rahola, el sobrino del que fuera ministro de Asuntos Exteriores con José María Aznar, Abel Matutes, sigue apostando fuerte por sus negocios inmobiliarios en la península Ibérica. A diferencia de lo que han hecho su primo -Abel Matutes Prats- y otros inversores y promotores españoles que han apostado con fuerza por el mercado portugués ante el inminente cambio de ciclo del inmobiliario en España, Rahola lo ha hecho en un mercado también muy cercano, pero al mismo tiempo muy desconocido para buena parte de los compradores españoles.

Hablamos de Andorra -en concreto en Andorra La Vella-, donde acaba de aterrizar con un proyecto de 160 viviendas de lujo con precios de venta que oscilarán entre 545.000 y 2 millones de euros, tras la experiencia que ya han adquirido con The White Angel Baqueira como producto vacacional de montaña, un modelo que se replica y mejora en Andorra, y por los buenos datos inmobiliarios que arroja el Principado, ya que The White Angel Andorra es uno de los tres grandes proyectos inmobiliarios que se están desarrollando allí.

Las futuras viviendas se dirigen fundamentalmente a compradores locales, pero también hacia inversores, debido a las favorables condiciones fiscales que ofrece el país.

Según un estidio de mercado realizado por OD Real Estate, sociedad de Rahola, "el iva en Andorra es uno de los más bajos de Europa, un 4,5%, mucho menor al de sus países vecinos (20% en Francia y 21% en España). Las transmisiones de inmuebles están gravadas al tipo del 4%. El impuesto sobre las rentas universales en principio no excede el 10% para residentes y las plusvalías en la venta de inmuebles están sujetas a una escala que va del 15% para un periodo de tenencia inferior al año hasta el 0% después de ciertos años". En apariencia, todo ventajas.

Pero aún hay más. "Andorra dispone de una administración pública orientada a apoyar a nuevos inversores de manera rápida, práctica y sobre todo segura. Para iniciar el proceso, hay que obtener el permiso de Inversión Extranjera de Inmuebles y formalizar el pago por medio de escritura pública ante notario. El comprador asume los gastos, incluyendo notario e impuesto de transmisiones. Es necesario que todos los trámites bancarios se realicen a través de bancos en Andorra".

Para saber si el producto tendrá salida en el mercado, basta con acudir a algunos datos. Según un estudio en Engel & Völkers, el 70% de los compradores de Andorra son extranjeros (europeos) y el 30% restante es local y residente. Dentro de los primeros, los españoles e ingleses acaparan la mayoría de las compras de las viviendas en el Principado. Concretamente, el 30% de las operaciones las firman españoles que demandan apartamentos como segunda residencia, cerca de las pistas de esquí, con precios que oscilan entre los 250.000 a los 400.000 euros. Una demanda que, en principio quedaría fuera del público objetivo de The White Angel.

No obstante, los británicos -que acumulan otro 30% de las compras-, concentran su búsqueda en casas y chalés situados en zonas prémium con un precio que puede variar entre los 500.000 euros y 1,5 millón de euros, mientras que los franceses, que copan el 20% de la demanda, están dispuestos a pagar entre 500.000 euros y el millón de euros.

Al igual que su primo, en los dos últimos años Rahola ha estado muy activo en el mercado inmobiliario, si bien su incursión en el negocio hotelero arrancó hace ya más de una década en Ibiza y en pleno pinchazo de la burbuja inmobiliaria en España. En 2008, nacía Ocean Drive Group y, bajo su paraguas, su primer hotel, el Ocean Drive, en Ibiza, un inmueble que compró y que rehabilitó y al que siguieron otros establecimientos por toda la isla.

Dos años más tarde, en 2010, el empresario creaba OD Real Estate para entrar de lleno en la promoción inmobiliaria. Lo hacía, de nuevo, en un momento del mercado muy delicado, cuatro años antes de que se tocara fondo en cuanto a precios y transacciones y cuando España estaba vetada para los grandes fondos de inversión internacionales.

Los datos hablan por sí solos. En los últimos años, Marc Rahola ha invertido más de 100 millones de euros en proyectos residenciales ubicados principalmente en Ibiza, mercado con una gran presencia de la familia Matutes. En la isla, ha puesto en marcha varios proyectos, algunos a precios asequibles y otros de lujo. Entre los primeros, destaca, por ejemplo, la promoción ABC Can Misses, pero también ABC by OD Real Estate en Sa Olivera, ubicado en el municipio de Puig d’en Valls (a 9,5 km del aeropuerto de Ibiza) y destinado, principalmente, a inversión y primera residencia, aunque no se descarta como residencia vacacional.

A nivel residencial, acaba de lanzar al mercado varios proyectos de superlujo en Ibiza, The White Angel Cala Comte -desde 2,7 millones de euros- y The White Angel Talamanca -desde 1,7 millones-. Mientras que en Madrid tiene un proyecto frente al Teatro Real, en pleno centro de la capital. Tras comprar hace dos años el Real Cinema por 17 millones de euros, una antigua sala de cine —hoy en desuso—, planea abrir un hotel en él en los próximos meses.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios