Moreno Bau y Kirkpatrick, dos funcionarios implacables para limpiar Exteriores

Se les considera responsables directos de una "nueva doctrina no escrita" para atajar los excesos del cuerpo diplomático, especialmente entre los desplazados al extranjero

Foto: El español Josep Borrell, candidato a nuevo jefe de la diplomacia de la UE. (EFE)
El español Josep Borrell, candidato a nuevo jefe de la diplomacia de la UE. (EFE)

En el Ministerio de Exteriores, solo se escuchan últimamente dos nombres: el de la subsecretaria, Ángeles Moreno Bau, y el del director general del Servicio Exterior, Álvaro Kirkpatrick de la Vega. Se les considera responsables directos de una "nueva doctrina no escrita" para atajar los excesos del cuerpo diplomático, especialmente entre los desplazados al extranjero. "Donde antes se hacía la vista gorda, ellos son implacables", se asegura en consulados y embajadas al comentar casos como la destitución a finales de julio de la embajadora en Mozambique, Carmen Buján Freire, apartada después de las quejas y denuncias de sus subordinados en la embajada de Maputo. "Son asuntos que siempre se habían ignorado, como el maltrato a los subordinados, los abusos con personal o recursos públicos y la falta de cuidado con el gasto presupuestario", se comenta.

Moreno Bau y Kirkpatrick tienen al menos tres cosas en común: fueron nombrados por el actual ministro, Josep Borrell, y son considerados jóvenes —a pesar de rondar los 50 años— en un ministerio muy envejecido. Moreno Bau tiene una carrera más dilatada, ha pasado por mil destinos y ha visto de todo. Según la web del ministerio, ha desempeñado puestos en México, Sierra Leona, Egipto, Panamá y Rusia. También ha ocupado varios cargos ejecutivos tanto en Exteriores como en Interior, Defensa y Presidencia.

Kirkpatrick, nieto del famoso general franquista, ha estado destinado en la embajada de España en Ghana y ha desempeñado en dos etapas el puesto de cónsul en La Habana (Cuba). En el Ministerio de Asuntos Exteriores ha trabajado en el Gabinete del secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y en la Dirección General de Seguridad y Desarme. También ha sido, en dos ocasiones, subdirector general adjunto de Asuntos de Extranjería y delegado español en el Grupo de Visados del Consejo de la Unión Europea. Quienes le conocen aseguran que siempre ha sido muy crítico con la actitud de algunos de sus colegas, a quienes ha tenido que sufrir en diferentes plazas.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios