Publicar el móvil del pequeño Nicolás sigue persiguiendo a Mediapro
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

Publicar el móvil del pequeño Nicolás sigue persiguiendo a Mediapro

El ministerio público argumenta que, según el joven, tras aparecer su teléfono en el documental 'Las cloacas de Interior', este "no cesó de recibir llamadas y mensajes perturbadores"

Foto: Fotograma del documental 'Las cloacas de Interior' que muestra el teléfono móvil (ahora tapado) de Gómez Iglesias. (YouTube)
Fotograma del documental 'Las cloacas de Interior' que muestra el teléfono móvil (ahora tapado) de Gómez Iglesias. (YouTube)

La Fiscalía ha pedido a la Audiencia Provincial de Barcelona que continúe la investigación contra Mediapro por un delito de revelación de datos personales. Así se ha pronunciado el ministerio público en un escrito que se adhiere al recurso presentado por el supuesto perjudicado, Francisco Nicolás Gómez Iglesias, contra la decisión del Juzgado de Instrucción número 11 de Barcelona de archivar la causa el pasado junio. Gómez Iglesias denunció a la productora de Jaume Roures por revelar su número de teléfono móvil durante la emisión del documental 'Las cloacas de Interior', el 19 de julio de 2017, a través de YouTube.

La Fiscalía considera que, a la luz de la jurisprudencia, los nueve dígitos del celular no conforman en sí un dato sensible, que sería necesario por lo tanto acreditar que la persona que está detrás de estos sufriera algún perjuicio como consecuencia de que fueran publicados. Argumenta que así lo exige la jurisprudencia. En concreto, cita una sentencia del Tribunal Supremo que establece que la revelación de esos datos no sensibles (como el nombre, el documento de identidad o el citado número telefónico) no sería delito en sí misma, sino que debería acreditarse un perjuicio para el titular a raíz de esa filtración.

Foto: El presidente de Mediapro, Jaume Roures. (EFE)

Entiende también que el querellante —Gómez Iglesias— ya manifestó que las consecuencias de que su teléfono saliera en el documental fueron "demoledoras" para él. "Desde el pasado 19 de julio, una vez emitido el documental, no dejó de recibir llamadas y mensajes que están perturbando su vida cotidiana", esgrimió la defensa de Gómez Iglesias, ejercida por el letrado Juan Carlos Navarro. Esta declaración, según el ministerio público, "vendría a justificar la existencia del perjuicio", al menos de forma indiciaria, y demostraría que hay razones para seguir adelante con el procedimiento.

Sin embargo, la Fiscalía matiza que para condenar finalmente a la productora será necesario, además de este testimonio, acreditar que ese acoso posterior a la emisión del documental que experimentó el joven fue real, algo que la Fiscalía considera que podrá demostrar la aportación del registro de llamadas y mensajes recibidos por el demandante, extremo que previsiblemente reclamará en un siguiente paso procesal, una vez que el juzgado decida proseguir con la instrucción.

placeholder Francisco Nicolás Gómez Iglesias. (EFE)
Francisco Nicolás Gómez Iglesias. (EFE)

Según arguyó la representación letrada de Gómez Iglesias y ha podido comprobar El Confidencial, el documental publica en dos momentos diferentes el número de teléfono del joven ligado a su nombre o su apellido. En concreto, como también recuerda la Fiscalía, a la hora, ocho minutos y 17 segundos y a la hora, nueve minutos y 44 segundos. En ambos casos, la información permanece expuesta durante cuatro segundos y forma parte del sumario que 'Las cloacas de Interior' hace público del caso Nicolay, que investigó al joven Gómez Iglesias por hacerse pasar por miembro del CNI y de Vicepresidencia del Gobierno.

La defensa de Mediapro, por su parte, alega que ni el demandante ni su número de teléfono "constituían el trasfondo de la producción audiovisual", que el documental se limitó a "incluir una fotocopia del folio 1.387 de un sumario judicial en el que la Policía realizó un análisis de los diversos teléfonos móviles intervenidos a Gómez Iglesias" y que "el querellante disponía de (...) al menos cuatro números de móvil, lo que indica que su teléfono al que se refiere la querella no es el único del que dispone y utiliza".

Foto: Francisco Nicolás Gómez Iglesias, en 'Preguntes freqüents'. (TV3)

Asimismo, los representantes legales de Roures admiten que el móvil se publicó "por un involuntario error", que "no se pixeló para hacerlo no identificable", como recuerda la Fiscalía, y que cuando se emitió el documental el teléfono de Gómez Iglesias ya había estado disponible en internet; en concreto, en un dominio vinculado al propio demandante. "Evidentemente, la razón por la que se incluyó el folio en el reportaje no fue desvelar el número de móvil del querellante, sino que respondió a un involuntario error difícilmente detectable— que fue subsanado de forma inmediata en cuanto se conoció", arguye la defensa de Mediapro.

Tras el escrito presentado por la Fiscalía, será ahora la Audiencia Provincial de Barcelona la que determine si resulta procedente continuar con las diligencias o si, por el contrario, conviene confirmar el archivo de la causa ordenado por el Juzgado de Instrucción número 11 de la Ciudad Condal el pasado junio. En el caso de que el alto tribunal barcelonés opte por la primera opción, obligaría al juzgado a seguir investigando, lo que mantendría la puerta abierta a que Mediapro sea finalmente juzgada como sociedad por esa revelación de datos personales.

Mediapro