Hubo otro Zara primero, pero hizo las paces con Amancio

Funciona como restaurante cubano en Madrid desde 1964. En 2014, los tentáculos de Amancio Ortega, a través de su equipo legal, se cruzaron con la casa de comidas

Foto:
Autor
Tiempo de lectura1 min

Lleva más de medio siglo funcionando y la tercera generación ya asoma por el comedor. Al tiempo que Amancio Ortega comenzaba en los sesenta con los albornoces de Confecciones GOA, una pareja de emigrantes hispanocubana regresaba a la capital de España para iniciar su propia aventura empresarial, un genuino lugar de comidas cubano inaugurado en 1964 que bautizaron como Zara.

Mientras los fogones cogían fama en un modesto local de la calle Infantas, la primera tienda Zara vio la luz en A Coruña en 1975, sin que el uso de esa marca fuera un problema. El modesto restaurante cubano obvió los formalismos del registro cuando heredó el negocio anterior, conocido como El Zaragozano, en clara alusión a la procedencia del dueño, y lo simplificó hasta dejarlo en Zara.

Las dos marcas tuvieron vidas paralelas hasta hace no tanto, exactamente, 2014. Fue entonces cuando los tentáculos de Amancio Ortega, a través de su equipo legal, se cruzaron con la casa de comidas. Y todo por la mudanza del cubano Zara en busca de un nuevo local adonde llevar el restaurante, pues al expirar el contrato de renta antigua original, no podía asumir el precio del nuevo alquiler.

El debut de Zara en el nuevo local de la próxima calle Barbieri, en pleno barrio de Chueca, mereció alguna mención periodística... y la visita 'in situ' de los abogados de Inditex. Vistos los antecedentes, había poco que negociar, el nombre original era cubano, pero sin registrar, de modo que pactaron una solución. Seguiría habiendo dos Zara diferentes, pero solo podría haber un restaurante cubano.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios