Endesa pesca a su nuevo dircom en KPMG, el futuro auditor de sus cuentas

La eléctrica, a expensas de la decisión de Roma, está a punto de nombrar a Roberto Bodegas como nuevo director general de comunicación a partir del año 2020

Foto: Fachada de una de las sedes de Endesa. (EFE)
Fachada de una de las sedes de Endesa. (EFE)

Los cambios en la cúpula de Endesa no han concluido con la salida la pasada primavera del anterior presidente, Borja Prado, y de su director de gabinete, Borja Klingenberg. Tras el nombramiento como nuevo responsable no ejecutivo de la eléctrica del anónimo Juan Sánchez-Calero y el reforzamiento de Pepe Bogas como el verdadero jefe de la empresa energética, la compañía va a decidir en los próximo días el cargo de nuevo director general de comunicación ante la próxima jubilación del discreto Alberto Fernández.

Un puesto con bastante carga representativa teniendo en cuenta los problemas internos del grupo español controlado por los italianos de Enel, a tortas con los sindicatos, y la dependencia de este tipo de empresas de las decisiones del gobierno de turno. La búsqueda no ha sido nada fácil, hasta el punto de que Endesa decidió encargar el trabajo a Russell Reynolds Associate, un ‘head hunter’ o cazatalentos especializado en encontrar el mejor perfil para este tipo de responsabilidades a cambio de una buena comisión de gestión.

La aprobación de su nombramiento se producirá a finales de mes si Roma, donde viven los verdaderos dueños de Endesa, autoriza su incorporación

Russell inició la búsqueda hace casi un año, si bien el trabajo sufrió un parón importante hasta llegada la primavera. El equipo de colocadores para ejecutivos de nivel superior hizo una primera selección de seis personas, hasta que hizo la criba definitiva y dejó solo dos barajas. Tras las definitivas entrevistas personales, aconsejó que la persona más adecuada es Roberto Bodegas, actual dircom de KPMG y socio de la consultora.

La aprobación definitiva de su nombramiento se producirá previsiblemente a finales de este mes si Roma, donde viven los verdaderos dueños de Endesa, autoriza su incorporación. Un asunto vital porque Enel no quiere ningún patinazo y a última hora ha advertido que Bodegas proviene de la empresa que auditará sus cuentas a partir de 2020 en sustitución de EY. Una auténtica coincidencia que, no obstante, está siendo analizada por los responsables del departamento jurídico por el qué dirán.

Ha mandado en redes sociales guiños a directivos de la eléctrica y futuros compañeros. Incluso, dicen que ha intercambiado correos con Pepe Bogas

En la casa, que también quiere fichar a un nuevo jefe de recursos humanos, ya dan por hecho la llegada de Bodegas. Sobre todo porque el elegido, que guarda silencio, ya ha mandado a través de redes sociales algunos guiños a directivos de la eléctrica y futuros compañeros. Incluso, aseguran que ha intercambiado correos electrónicos con Pepe Bogas, su nuevo jefe si no hay contratiempos de última hora.

Sea como fuera, lo que está claro es que el nuevo dircom de Endesa tendrá que lidiar en dos años con la generosa liquidación de su actual consejero delegado, que se jubilará en 2021 con 30 millones debajo del brazo en medio de la presión sindical y de algunos partidos políticos por las remuneraciones de los ejecutivos que viven del precio de la luz.

El Confidente