Díaz Ferrán, una flota de autobuses y una deuda de casi dos millones

El expresidente del grupo Marsans y de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán vuelve a saltar a la palestra informativa por sus problemas económicos

Foto: Gerardo Díaz Ferrán. (EFE)
Gerardo Díaz Ferrán. (EFE)

El expresidente del grupo Marsans y de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán vuelve a saltar a la palestra informativa por sus problemas económicos. En esta ocasión, es a cuenta de la empresa de autobuses cuya propiedad compartía con su socio, ya fallecido, Gonzalo Pascual.

La sociedad Debt Resolution Corp, con sede en Luxemburgo, reclama a la empresa Autobuses Urbanos del Sur, declarada en concurso de acreedores en 2012 —apenas unos meses antes del fallecimiento de su socio—, una deuda de 1,8 millones de euros.

Para intentar cobrar esa deuda, esta sociedad ha instado la subasta de una finca de regadío en Getafe (Madrid) en el kilómetro 15 de la carretera de Toledo. Una subasta que ya instó en abril de 2018 sin éxito y cuya cuenta atrás ya ha comenzado, puesto que solamente quedan 12 días para pujar por unos terrenos que cuentan con dos edificaciones destinadas a talleres, aparcamientos, garajes y oficinas, además de un "pequeño hotelito de cinco habitaciones".

La hipoteca original de la finca fue firmada por Autobuses Urbanos del Sur con la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Baleares (Sa Nostra) en 2004. Una deuda que previsiblemente compró Debt Resolution Corp con la intención de recobrarla. Sin éxito, por ahora.

Díaz Ferrán fue condenado en septiembre de 2015 a cinco años y medio de cárcel por alzamiento de bienes, concurso fraudulento, blanqueo de capitales e integración en grupo criminal por el caso Marsans. También a dos años y dos meses de prisión por fraude a Hacienda en la compra de Aerolíneas Argentinas, y a otros dos años por apropiación indebida de 4,4 millones de euros de clientes del grupo turístico. Idéntica pena a la que le impuso la sección cuarta de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional por el escándalo de las tarjetas 'black' de Caja Madrid.

En enero de 2018, la Audiencia Nacional adelantó su excarcelación después de que cumpliera en la cárcel madrileña de Soto del Real cinco de los 10 años de prisión a los que fue condenado por distintas causas penales, ante su "excelente" comportamiento, su avanzada edad y los problemas de salud que padecía.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios