México juzgará al exdirector de Pemex detenido por comprar el astillero Barreras

El Gobierno mexicano denunció a Lozoya en septiembre de 2019 por la compra de la “ruinosa” factoría naval, negociada con Feijóo

Foto: Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior de Emilio Lozoya (c), exdirector de Pemex, tras ser detenido este miércoles. (EFE)
Fotografía facilitada por el Ministerio del Interior de Emilio Lozoya (c), exdirector de Pemex, tras ser detenido este miércoles. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Emilio Lozoya, el exdirector general de Pemex detenido en Málaga este miércoles, será procesado en México por una operación considerada “ruinosa” por las autoridades de su país: la compra del astillero vigués Hijos de J. Barreras, negociada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y validada por el propio Lozoya. Su sucesor, Octavio Romero Oropeza, desveló el pasado 29 de enero que el equipo de Pemex que gestionó aquella operación fue denunciado ante la Fiscalía General de la República en septiembre de 2019, por la comisión del presunto delito de administración fraudulenta.

Contra Lozoya pesaba una orden internacional de detención lanzada en mayo por la Fiscalía mexicana por blanqueo de capitales. Se le acusa de recibir sobornos de la firma brasileña Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes inactiva, Agro Nitrogenados. Además, el pasado 5 de febrero el Tribunal Federal de Justicia Administrativa confirmaba una inhabilitación de 10 años para ocupar cargos públicos por dar información falsa en su declaración patrimonial. A todos esos cargos sumará ahora la compra de Barreras, duramente criticada tanto por Romero Oropeza como por el propio presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

México juzgará al exdirector de Pemex detenido por comprar el astillero Barreras

“Una de las cosas que heredamos fue este astillero en España, en condiciones muy desventajosas para Pemex”, acusó recientemente López Obrador. El actual director de la compañía estatal, mientras, relató en rueda de prensa las irregularidades que a su juicio rodearon la compra de la empresa viguesa, en la que se implicó de forma destacada el presidente de la Xunta, que viajó a México en 2014 para cerrar el acuerdo. Antes de informar de la denuncia de Lozoya y el resto del equipo negociador ante la fiscalía, Romero Oropeza hizo un relato cronológico de la operación, cerrada en un escenario en el que Barreras “estaba por iniciar un proceso de quiebra”.

La compra se concretó a través de un contrato de inversión por el que una filial de Pemex, PMI, se hizo con el 51% de las acciones de la factoría naval. “Sin embargo, PMI no participó en su administración, que quedó en los demás accionistas, quienes no solo tomaron las decisiones importantes, sino el control de la empresa”. El dirigente de Pemex afirmó que la inversión “no correspondió a una actividad que debiera realizar Pemex”, que “se omitió información de su justificación” y que “se reportaron pérdidas”, con un patrimonio negativo en 2019 de 50 millones de euros. “Como consecuencia de lo injustificado de la inversión y de la nula o mala administración” del astillero, “la actual administración presentó en septiembre de 2019 ante la Fiscalía denuncias de hechos por la posible comisión del delito de administración fraudulenta”.

Además de Lozoya, otros dos relevantes ejecutivos de Pemex que negociaron con Feijóo la compra de Barreras están siendo investigados por la Justicia mexicana. Se trata de José Manuel Carrera Panizzo, antiguo director de PMI, y Carlos Roa, jefe de asesores de Lozoya en Pemex y que ejerció como vicepresidente de Barreras hasta 2016. Ambos están implicados en la compra presuntamente fraudulenta por sobrecoste de la compañía de fertilizantes Agro Nitrogenados.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios