Cuando se inmoló un genio de la medicina atendiendo a sus pacientes

El doctor Nadal Mur ya estaba jubilado y cuando estalló la pandemia decidió acudir a la Clínica Belén, por él fundada, para atender a los pacientes infectados por el Covid-19

Foto: Imagen de marionbrun en Pixabay.
Imagen de marionbrun en Pixabay.
Autor
Tiempo de lectura1 min

Este sí es un héroe anónimo con letras enormes: el doctor Fernando Nadal Mur, quien falleció a los 84 años víctima del coronavirus.

El doctor Nadal Mur ya estaba jubilado después de 60 años de ejercicio ininterrumpido de la medicina y cuando estalló la pandemia decidió acudir a la Clínica Belén, por él fundada, para atender a los pacientes infectados por el Covid-19. El virus prendió en él y falleció hace unos días.

Este médico era el líder de una gran promoción de médicos, entre ellos, el afamado urólogo Luis Fernández López, en la actualidad también jubilado, así como la que posteriormente sería su esposa, Margarita, también galena. La entrega del doctor fallecido a sus pacientes y su muerte han causado una enorme consternación entre la profesión médica y sanitaria de toda España, donde estaba considerado como un auténtico genio en la especialidad obstreto ginecológica a nivel mundial.

La Clínica Belén fue el primer centro sanitario en el que fue atendido José María Aznar cuando sufrió el atentado de ETA el 18 de abril de 1995, un año antes de convertirse en presidente del Gobierno.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios