La ministra cabrea a los diplomáticos por no repartir destinos en pleno covid-19

Quieren saber dónde van a vivir a partir del próximo verano, dónde escolarizarán a sus hijos, si tienen que renovar alquileres, etcétera. Pero Exteriores no les da respuesta

Foto: La ministra de Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)
La ministra de Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)

El cuerpo diplomático está que trina. Su ministra, Arancha González Laya, enfrascada en los problemas derivados de la crisis del coronavirus, mantiene paralizada la resolución del concurso anual de puestos y traslados, que afecta a unos 266 profesionales del Ministerio de Exteriores.

Los diplomáticos quiere saber donde van a vivir a partir del próximo verano, dónde escolarizarán a sus hijos, si tienen que renovar alquileres, etcétera. Pero el ministerio no les da respuesta, entre otras cosas porque resulta complicado saber qué pasará después del verano en el mundo.

Al despacho de González Laya llega carta tras carta rogando una respuesta. Se ha pronunciado incluso la siempre respetuosa Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE), con el siguiente encabezado: “Sentimos molestarte en estos momentos, pero se trata de una cuestión que afecta de forma muy directa a una parte considerable de los trabajadores de este ministerio”.

La ADE se queja de que "la situación afecta gravemente a las posibilidades de conciliar la vida personal y profesional y a las familias"

La ADE asegura que otros países de la Unión Europa ya han resuelto el problema y se queja de que “la situación afecta gravemente a las posibilidades de conciliar la vida personal y profesional, y a las familias” en “cuestiones como la escolarización de los hijos, el trabajo del cónyuge o la búsqueda de alojamiento [que] requieren una solución inmediata para evitar, entre otros, agravar un coste económico ya de por sí considerable”.

El 28 de abril, González Laya recibió también una carta firmada por altos representantes de todas las categorías de la Carrera Diplomática en la misma dirección: “Somos conscientes de que la crisis del covid-19 ha alterado las prioridades del ministerio”, pero “consideramos hoy más que nunca prioritario, tanto para el desempeño de nuestras tareas como para la gestión de personal del ministerio, tratar de asegurar, en la medida de lo posible, la previsibilidad y seguridad jurídica del sistema”.

En otra misiva parecida, esta vez desde UGT, se insistía en la falta de certidumbres. “Lo que nos preocupa intensamente es que después de esta prórroga se puedan ir tomando nuevas prórrogas cortoplacistas que nos lleven a un agravamiento de la situación de todos los funcionarios pendientes de destino (diplomáticos y no diplomáticos)”, se quejaban los representantes sindicales.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios