Bronca a sus señorías: "¡Pónganse las mascarillas!"

La nueva normalidad para algunos políticos no ha llegado aún a ser interiorizada. El presidente de la Asamblea de Madrid tuvo que recordárselo ayer

Foto: Isa Serra, la líder de Unidas Podemos, una de las destinatarias de la bronca. (EFE)
Isa Serra, la líder de Unidas Podemos, una de las destinatarias de la bronca. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La nueva normalidad en la política es más anormal que nunca (y ya es decir). Ayer, en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, el presidente de la Cámara tuvo que interrumpir el desarrollo de la sesión plenaria ante el poco civismo que mostraban muchas de sus señorías regionales que, más pendientes por la reprobación o no del consejero de Sanidad, aprovechaban el mínimo descuido para estar en el escaño sin la mascarilla puesta.

El presidente, Juan Trinidad, les tuvo que recordar a viva voz que "el uso de mascarilla es obligatorio por respeto a la salud de los demás y por respeto a la ciudadanía, a la que estamos exigiendo que también lleve mascarilla" para evitar el contagio de coronavirus. Vamos, que ya es hora de que los políticos den ejemplo y hagan alarde de responsabilidad.

A lo largo de la mañana, la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso; el jefe de la oposición, Ángel Gabilondo, o los líderes de Más Madrid y de Unidas Podemos, Pablo Gómez Perpyná e Isa Serra, se mantenían en sus escaños con la mascarilla encima de la mesa o en la garganta. Que se sepa, solo Ayuso ha pasado el covid y, según ella ha contado, tiene anticuerpos.

La expectación levantada por la reprobación de Escudero y por lo que haría su 'compañero' Reyero había convocado a muchos más diputados

Tras la reprimenda matutina de Trinidad, la gran mayoría volvió a colocarse la mascarilla, aunque por la tarde aún había díscolos, como Jaime de los Santos, que se mantenía en su escaño sin la protección.

La bronca de Trinidad no fue solo por las mascarillas. La expectación levantada por la reprobación de Escudero y por lo que haría su 'compañero' Reyero había convocado a muchos más diputados de los que habían acudido las últimas sesiones desde que se reabrió la Cámara a medio gas.

Muchos descubrían por primera vez los paneles de metacrilato que separan las filas de escaños. Una novedad 'peligrosa' que obligó al presidente a una segunda reprimenda: "Señores diputados, no se apoyen en las mamparas, que no son barandillas".

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios