Cuatro policías remplazan a los guardias civiles ante el chalé de Iglesias y Montero

Sustituyen a la Guardia Civil, que seguirá acudiendo a la zona en caso de que se repitan las protestas ciudadanas frente a la vivienda del vicepresidente y de la ministra

Foto: El chalé de Irene Montero y Pablo Iglesias.
El chalé de Irene Montero y Pablo Iglesias.

No han sido pocos los que durante los últimos meses han criticado el elevado número de efectivos de la Guardia Civil que el Ministerio del Interior ha desplegado en las inmediaciones del chalé del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, situado en la localidad madrileña de Galapagar. Manifestantes y curiosos se han acercado en momentos de especial tensión política a pasear o protestar por la zona. Alguno de estos últimos incluso han llegado a asomarse demasiado al interior del recinto con intención incluso de grabar lo que allí dentro pasaba.

Los miembros de la Guardia Civil han puesto en marcha en ocasiones un estricto control que incluso ha llegado a cerrar parte del tránsito al público, lo que ha motivado un incremento de las críticas por parte de la ciudadanía tanto en persona en el lugar de los hechos como en las redes sociales, una reprobación que se ha trasladado incluso al ámbito político, donde algunos portavoces de partidos políticos han entendido incluso que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha utilizado políticamente el instituto armado.

Ayer se produjo el relevo de guardias civiles por policías nacionales en las puertas del domicilio del vicepresidente. Los técnicos del departamento dirigido por Marlaska habían entendido, tras hacer un análisis de la seguridad del inmueble, que lo mejor es que cuatro policías nacionales se encargasen de la vigilancia perimetral. Dos agentes, por lo tanto, se instalaron ayer en la garita que hay junto a la vivienda y otros dos en un vehículo que va rodeando la zona con el fin de controlar todo el cerco exterior. Habrá una vigilancia permanente, por lo que diferentes funcionarios de la Policía Nacional irán haciendo turnos continuamente.

Desde el Ministerio del Interior, no han explicado los motivos concretos que han llevado a tomar la decisión de sustituir a efectivos de la Guardia Civil por compañeros del cuerpo 'hermano'. "No hacemos comentarios sobre dispositivos de seguridad personal", han explicado desde este departamento. Hasta ahora, los primeros se habían ocupado de la tarea porque el área donde se encuentra el chalé pertenece a una demarcación que territorialmente es competencia de la benemérita. No en vano, los agentes de este último instituto armado seguirán prestando servicio en la zona, ya que se desplazarán siempre que haya altercados, manifestaciones o protestas que tengan por objeto la vivienda de Iglesias y de su pareja, la ministra Irene Montero.

Los aledaños de la casa han sido objeto de polémica prácticamente desde que los dos dirigentes de Podemos se mudaron a la zona. No pocos políticos han justificado las protestas en forma de escrache porque en su momento el propio Iglesias las defendió cuando estas se producían contra líderes del Partido Popular. La única manifestación prohibida por la Delegación del Gobierno en Madrid durante los primeros días de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, de hecho, fue una convocada a las puertas de la vivienda del vicepresidente y de la ministra.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios