La fría despedida virtual de Antonio Zoido como viejo patrón de la Bolsa (BME)

En la junta de accionistas celebrada la semana pasada, donde se oficializó el desembarco de SIX

Foto: Antonio Zoido, ex presidente de BME. (EFE)
Antonio Zoido, ex presidente de BME. (EFE)

La semana pasada, Antonio Zoido se despidió para siempre de la que ha sido su casa durante casi dos décadas. Quien ha sido amo y señor del parqué del Palacio de la Bolsa dejó la presidencia de BME (sin poderes ejecutivos desde hace tres años) en una junta de accionistas virtual a causa de los nuevos protocolos sanitarios.

Aunque su retirada de la primera línea se formalizó en 2017, el de Zafra seguía disfrutando de los honores de comandar la sociedad gestora de las cuatro bolsas españolas a sus 75 años cumplidos. El tiempo de cortesía institucional ha terminado abruptamente, tan rápido como los suizos de SIX se han hecho con las riendas de BME.

Lo que en otros tiempos hubiera sido una ceremonia con ribetes de homenaje, esta vez se ha despachado con la frialdad de una conexión virtual. Ni distintivos, ni flores ni coctel con vino español bajo los marcadores del Ibex 35 para el viejo patrón de las cuatro plazas cotizadas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia).

Zoido sale para siempre del Palacio de la Lealtad, donde ha sido testigo privilegiado del desarrollo del capitalismo popular español, pero también de varias grandes crisis (Terra o Popular), de algunos grandes fraudes (Bankia o Gowex) y de no pocas refriegas palaciegas con su homólogo Joan Hortalá por el trono de BME.

El Confidente