HISTORIA POLÍTICA EN LA MESILLA

Del antifranquismo a Mussolini: las lecturas veraniegas de Pablo Iglesias

"A veces nos parece inconcebible el éxito del fascismo y, sin embargo, los colaboracionistas están siempre muy cerca"

Foto: El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Pablo Iglesias ha elegido para sus lecturas veraniegas, cada vez más exiguas debido a sus obligaciones políticas y también familiares, sumergirse en una de sus materias favoritas: la historia política. Concretamente, la que atañe al periodo franquista y al fascismo italiano, a través de dos obras. La primera, que ya ha leído según ha podido saber este confidente, se trata de 'M. El hombre del siglo' (Alfaguara), una biografía novelada o ficción documental sobre Benito Mussolini escrita por el académico italiano Antonio Scurati.

La segunda obra, que ya está rematando de leer el vicepresidente segundo y líder de Podemos, es el último ensayo del periodista Enric Juliana: 'Aquí no hemos venido a estudiar' (Arpa). Un recorrido por el franquismo y el antifranquismo a partir de la figura del preso político en el penal de Burgos Manuel Moreno Mauricio. Según su propio autor, "al inicio del libro explico que la política es entrar en los engranajes de la historia sabiendo que te pueden trinchar. Y ellos lo sabían (en referencia a la oposición antifranquista en el interior liderada por el PCE). El libro es un homenaje a esa actitud".

El vicepresidente parece que toma nota y, lejos de menospreciar el auge de la derecha radical, se sumerge en sus raíces

Scurati y Juliana parten de unas novedosas formas de narrar los totalitarismos en un contexto en el que la derecha radical, tanto italiana como española, se aleja cada vez más de los clásicos prejuicios condenatorios a estas ideologías. Quizá en ello radique el principal interés de Iglesias por acudir a estas lecturas, unido al auge parlamentario de formaciones como las lideradas por Matteo Salvini y Santiago Abascal, revisitando con nuevas miradas este pasado-presente y las discusiones que entonces se dieron en cómo combatirlo (que sobre todo recoge el libro de Juliana). No en vano, uno de los principales objetivos que Scurati se ha puesto con 'M. El hombre del siglo' es el de renovar la cultura democrática antifascista, al entender que "el fascismo ya ha vuelto en su componente populista".

El vicepresidente parece que toma nota y, lejos de menospreciar el auge de la derecha radical, se sumerge en sus raíces. Y no solo con libros. La última serie que ha visto es 'La conjura contra América', adaptación de David Simon y Ed Burns de la obra homónima de Philip Roth, en la que se narra una historia alternativa tras la II Guerra Mundial con el presidente de EEUU negociando un acuerdo cordial con Adolf Hitler y escala progresivamente hacia el antisemitismo.

"El momento en el que ha aparecido la serie le da un significado especial", valoraba Iglesias a través de Twitter para concluir con un mensaje político seguramente teledirigido al jefe de la oposición en nuestro país, Pablo Casado: "A veces nos parece inconcebible el éxito del fascismo y, sin embargo, los colaboracionistas están siempre muy cerca". En septiembre Vox presentará una moción de censura, que los de Pablo Iglesias incluso han llegado a asociar con la investigación abierta contra el partido por un presunto delito de malversación de fondos públicos, y los populares mantienen la incógnita sobre la posición que adoptarán.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios