ERC acusa a Puigdemont de mentir en su libro

Puigdemont cuenta una anécdota que versa sobre el veto a la entrada de su esposa en Lledoners. Según el ‘expresident’, los autores del veto fueron Junqueras y Romeva

Foto: Presentación del libro 'La lluita a l'exili', de Carles Puigdemont. (EFE)
Presentación del libro 'La lluita a l'exili', de Carles Puigdemont. (EFE)

El último libro de Carles Puigdemont, ‘La lucha en el exilio’, lanzado a todo correr este 11 de septiembre, coincidiendo con la Diada de Cataluña, está creando polémica. En él, el fugado cuenta una anécdota que versa sobre el veto a la entrada de Marcela Topor, esposa de Puigdemont, para entrar en la cárcel de Lledoners. Según el ‘expresident’, los autores del veto fueron el exvicepresidente Oriol Junqueras y el exconsejero de Exteriores Raül Romeva.

En la emisora RAC1, el propio Puigdemont explicaba el episodio como si fuera un espectador ajeno: “Ella iba acompañada del 'conseller' Buch [Miquel Buch, entonces consejero de Interior, destituido recientemente]. Se explican las trabas para entrar. A ella le dicen que no, porque no está autorizada. Allí había personas que iban a otras visitas y asistieron al espectáculo, y viendo que no la dejaban entrar algunas visitas dicen que ‘si la mujer de Puigdemont no puede entrar nosotros renunciamos también a la visita’. Y se produce una discusión entre los mismos presos. Parece que unos quieren y otros no. Se explica con más detalle el esfuerzo de Jordi Cuixart [presidente de Òmnium] para hacer de mediador para que se autorice la visita. Paralelamente, se producen llamadas con el Govern, con la consejera de Justicia [Ester Capella, de ERC]… En fin, hay un momento en que se autoriza la entrada y cuando ella llega hay dos presos que no están, que son Junqueras y Romeva. Marcela llama a su marido porque queda muy dolida y sorprendida y lo que le dice el ‘president’ es que esté tranquila. ‘Este mensaje no era para ti, era para mí”.

La explicación es tachada de radicalmente falsa por los dirigentes de ERC, que no solo dicen que Puigdemont tergiversa las cosas sino que llegan a decir claramente que miente: “Junqueras y Romeva son presos. No tienen ningún poder para vetar la entrada de nadie en la cárcel. Solamente con que uno de los reclusos convergentes le diese luz verde, la mujer de Puigdemont hubiese podido entrar en la prisión, y ni Junqueras, ni Romeva ni la consejería se lo hubiesen podido impedir”, aseguran desde las filas republicanas.

La historia contada desde JxCAT es radicalmente diferente: Marcela Topor se encontró con que no pudo entrar en la prisión cuando fue a ver a los presos. Entonces, llamó a Miquel Buch para quejarse y él le dijo que tenía previsto ir a la cárcel el martes siguiente y que ella le acompañase para no tener problemas. Pero, cuando llegaron, los funcionarios le dijeron que él podía pasar pero ella no, porque no tenía permiso. Buch llamó entonces a la consejera de Justicia para pedirle explicaciones y esta le dijo que había recibido órdenes. Buch habla con Turull y este con Junqueras dentro de prisión. Según estas fuentes, el encuentro entre los dos presos fue de una gran tensión, hasta el punto de que Turull amenazó con hacer pública la acusación del veto a la esposa de Puigdemont a través de una campaña en redes sociales. Ante esa posibilidad, Topor recibió por fin luz verde para entrar en la prisión.

Desde algunos sectores de JxCAT, se tacha de “indecentes” a los republicanos, aduciendo que la Consejería de Justicia estaba en manos de Esquerra y que el veto a Marcela Topor entra dentro de la ‘guerra sucia’ de los republicanos contra todo lo que huela a JxCAT y, particularmente, obedece a una estrategia del propio Oriol Junqueras.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios