La Agencia EFE nombra gerente a quien fue portavoz de Chaves con los ERE en Andalucía

El periodista Enrique Cervera ocupará el puesto tras aterrizar de la mano de la ministra María Jesús Montero en Sepides, empresa del grupo SEPI

Foto: El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves. (EFE)
El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves. (EFE)

El consejo de administración de la Agencia EFE nombró a Enrique Cervera director gerente de la empresa pública. Cervera, licenciado en Derecho y Periodismo y portavoz del Gobierno de Manuel Chaves en Andalucía, ocupará esa gerencia tras aterrizar en Madrid de mano de la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero. Cervera proviene de Sepides, empresa perteneciente al grupo SEPI, donde había sido hasta ahora director de Comunicación y Marketing, cargo que ocupó desde julio.

Cervera es periodista y su trayectoria en Andalucía estuvo muchos años ligada al Gobierno de Manuel Chaves. Antes, durante más de una década, formó parte del decano de la prensa andaluza, 'El Correo de Andalucía'. Con el expresidente andaluz, ocupó la portavocía del Ejecutivo autonómico, desde 2002 a 2009, y estuvo al frente de la comunicación como secretario general de la oficina del portavoz, donde se incorporó en 1997. Después se trasladó con Chaves al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, donde fue director de Comunicación en el Ministerio de Política Territorial, de 2009 a 2011.

Tras la salida del Gobierno, Cervera montó su propia empresa, CyC Comunica, una consultoría dedicada a la comunicación pública. Desde esta consultora, asesoró a Susana Díaz en momentos clave de su carrera, como las elecciones de 2015. También asesoró a Díaz en su intento de llegar a la secretaría general del PSOE en las primarias que perdió frente a Pedro Sánchez. Cervera formó parte de su guardia de corps junto a otras figuras como Máximo Díaz Cano o el exportavoz Juan Carlos Blanco. Todos acabaron distanciados de la política andaluza.

El 'clan' de Montero

El fichaje de Cervera por parte de la ministra Montero fue interpretado por muchos en el entorno de Susana Díaz como la prueba de que la portavoz del Gobierno preparaba su vuelta a Andalucía y que pelearía frente a la expresidenta de la Junta en unas primarias en el PSOE-A. Montero siempre ha negado que eso entre en sus planes. Cervera coincidió con la actual ministra de Hacienda en los gobiernos de Chaves, donde Montero fue viceconsejera y después consejera de Salud. El periodista marcharía a Madrid tras la sucesión y la llegada de José Antonio Griñán. Montero seguiría en el Gobierno andaluz, posteriormente al frente de la Consejería de Hacienda, con Susana Díaz como presidenta.

El puesto de la gerencia de EFE no ha estado normalmente ocupado por un periodista, lo que se suele reservar para la presidencia de la agencia pública. En esta ocasión, serán dos profesionales del periodismo quienes estén al frente, Gabriela Cañas en la presidencia y Cervera en la gerencia.

Sustituye en ese puesto a otra andaluza, Rocío Reinoso, licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Su trayectoria profesional ha estado ligada a la Administración autonómica, con diversos puestos desempeñados en la Junta de Andalucía, donde se incorporó en el año 2005. Desde esa fecha hasta 2018, ocupó cargos en Empleo, Salud y la Intervención General de la Junta, desde donde llegó a la Cámara de Cuentas de Andalucía y después a la Agencia EFE.

Desembarco andaluz

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, trasladó a la mayor parte de su equipo en la consejería andaluza a Madrid cuando fue fichada por Pedro Sánchez para formar parte de su Gobierno. Las secretarías de Estado de su ministerio están ocupadas por profesionales que ya la acompañaron en sus responsabilidades en Andalucía, como María José Gualda o Inés Bardón, dos mujeres de su más estrecha confianza. Su núcleo duro procede de Andalucía, lo que extendió a los nombramientos en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

PP y Cs exigieron, en agosto de 2018, explicaciones a Montero en el Congreso por sus nombramientos en la SEPI y por los que habían hecho otros ministerios al frente de organismos como Correos, Enusa, Cetarsa, Saeca, Paradores o Seacsa. La ministra aseguró entonces que el Gobierno hacía “uso de su prerrogativa constitucional” y defendió que “cada Gobierno conforma los equipos que considera más adecuados y convenientes para dirigir la Administración”.

Montero siempre ha defendido que esos nombramientos de confianza en las sociedades públicas estaban “perfectamente regulados” y que no había “enchufismo ni corrupción”, sino que se había atendido al currículo de estos profesionales, que ya la habían acompañado como altos cargos en Andalucía.

Uno de los tragos más amargos en estos nombramientos le tocó a Vicente Fernández Guerrero, que dejó la Intervención General de la Junta de Andalucía para ocupar la presidencia de la SEPI. Un año y medio después, octubre de 2019, Fernández tuvo que dimitir tras ser imputado en el caso de la mina de Aznalcóllar, un asunto que desde 2015 se cierra y se reabre en los tribunales tras la denuncia de la empresa que perdió el concurso de irregularidades en la adjudicación de esta explotación minera.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios