La subasta más 'peligrosa' del Estado: ladrillo embargado a narcos por 16,7 millones

En este tipo de procedimientos, se subastan todo tipo de inmuebles decomisados a condenados por tráfico ilícito de drogas y otros delitos relacionados

Foto: Una de las propiedades subastadas.
Una de las propiedades subastadas.

Llega el final de año y con él un evento que ya casi se ha convertido en una tradición para el Estado. La subasta de todos aquellos bienes inmuebles decomisados a narcotraficantes o condenados por el tráfico de drogas. Este año, ya sea por la pandemia o no, lo cierto es que el evento será mucho más discreto de lo que fue hace un año, cuanto el acto se celebró en una sala del Hotel Wellington abarrotada con más de 300 personas.

El año pasado, la Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (Segipsa) subastaba 40 lotes de activos procedentes de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, con los que consiguió recaudar casi 12 millones de euros, mientras que este año se subastan apenas nueve lotes, aunque con ellos se esperan conseguir, al menos, 16,7 millones de euros.

Una cifra mucho más abultada que la de otros años —en 2017, se adjudicaron 16 de sus 18 lotes y casi dos millones de euros—, a pesar de que se subastan muchas menos propiedades, entre las que destaca una entre todas por su importe. Se trata de una nave industrial en Gelida (Barcelona), de algo más de 29.000 metros cuadrados, por la que el Gobierno espera conseguir 14,8 millones de euros en primera subasta o 10,4, en segunda.

Es, sin duda, el activo estrella de esta subasta, que se completa con la subasta de un solar en Ibiza por casi 700.000 euros —este activo ya ha salido a la venta en ocasiones anteriores—, así como un terreno en Las Palmas de Gran Canaria (Telde), un local comercial en Huelva, otro en Pontevedra (Ribadumia), una vivienda en Pontevedra (Moaña), un local (Baiona) y un terreno no edificado también Pontevedra (Illa de Arousa) o una parcela urbana en Colmenar Viejo (Madrid).

En este tipo de procedimientos, se subastan todo tipo de inmuebles decomisados a condenados por tráfico ilícito de drogas y otros delitos relacionados. En su día, cuando sus propietarios fueron condenados por la Audiencia Nacional, estos inmuebles fueron embargados para saldar sus deudas con el Estado. Ahora, como sucede prácticamente cada año, esos bienes embargados salen a subasta.

En ocasiones anteriores, se han subastado propiedades de conocidos narcotraficantes. En 2017, por ejemplo, salió a la venta la casona que perteneció a Laureano Oubiña, embargada por un delito de blanqueo de capitales y tráfico de hachís, mientras que en 2019 se subastaron, entre otras, propiedades del clan del vigués Juan Carlos González Martín, 'Culebra', ya fallecido, y que fue el cabecilla de la mayor trama de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico desarticulada en Vigo.

Los interesados pueden presentar sus ofertas hasta el próximo 9 de diciembre, mientras que la apertura de las ofertas económicas tendrá lugar el 22 de diciembre, si bien, en esta ocasión, el Hotel Wellington no será testigo del evento, sino la sede de Segipsa, en la calle José Abascal de Madrid.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios