La diplomacia del 'unfollow': Calviño deja de seguir a Potus y Uribes ya sigue a Al Gore

Cuando Biden se proclamó vencedor de las elecciones en EEUU y Trump convocaba a la prensa en una empresa de jardinería, los políticos españoles activaban la diplomacia del tuit

Foto: Cuenta de Twitter de Donald Trump. (Reuters)
Cuenta de Twitter de Donald Trump. (Reuters)

Habitualmente, los reconocimientos y felicitaciones de los mandatarios de países extranjeros al vencedor de unas elecciones generales o presidenciales suelen ser un acto anodino, protocolario y carente de la menor importancia. Este fin de semana, en cambio, era un ejercicio diplomático de alto voltaje. ¿Había que reconocer a Joe Biden como presidente electo si Donald Trump aún no le había reconocido la victoria o si este prometía una batalla legal que podría alargarse varias semanas? Por eso ,los líderes europeos se coordinaron entre ellos para felicitar por Twitter al unísono a Biden. A las 19:00 del sábado. Todos juntos.

Pero una vez producidas las felicitaciones formales, se activó la diplomacia del 'follow' (seguir) y el 'unfollow' (dejar de seguir). La cuenta de Twitter @GobiernoAlerta publica este tipo de acciones en la red social de un listado de políticos y organismos españoles. Gracias a ello, pudimos ver cómo @NadiaCalvino, la cuenta oficial de la vicepresidenta tercera del Gobierno, dejaba de seguir a @Potus, a pesar de que esa será la misma cuenta que heredará Biden cuando tome posesión del cargo el 20 de enero (batalla legal trumpiana mediante). En EEUU, las cuentas oficiales del presidente y la primera dama (Potus y Flotus) se traspasan con el cargo. Probablemente, vuelva a seguirla para entonces.

Más quirúrgica fue la cuenta de la OTAN España (@spainnato), que dejó de seguir inmediatamente la cuenta personal de Trump (@realDonaldTrump). El presidente saliente ha sido probablemente el más beligerante en público con sus aliados militares desde que se creó la Organización del Tratado Atlántico Norte. Le echarán de más antes que de menos.

Aunque tal vez fue el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes (@jmrdezuribes), el que hizo el movimiento más excéntrico. Veinte años después de que perdiera las elecciones contra George W. Bush, el ministro español empezó a seguir la cuenta del entonces candidato y ahora exvicepresidente de EEUU Al Gore. Solo él (o su 'community manager') saben por qué.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios