Contratiempo en la causa contra Podemos por el covid-19

El abogado de Elías Castejón pidió hace dos días que se aplazaran los interrogatorios porque una persona de su entorno había dado positivo, solicitud que finalmente ha retirado en el último momento

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Nuevo contratiempo en los tribunales por el covid-19. Esta vez, en la causa en la que Podemos se encuentra imputado: el abogado del administrador de la consultora Neurona Comunidad, Elías Castejón, pidió hace dos días aplazar los interrogatorios programados para este viernes, entre ellos el de su cliente, porque una persona de su entorno había dado positivo. La solicitud mantuvo en vilo a las partes hasta este jueves, cuando finalmente les notificaron un segundo escrito en el que el propio abogado renunciaba a "la suspensión y aplazamiento de las declaraciones" y anunciaba que en su lugar acudiría otra abogada para representar a su cliente.

En el primer escrito, el abogado argumentaba que los interrogatorios de este viernes debían aplazarse por "la situación de confinamiento" a la que debe someterse, apuntando incluso a la posibilidad de suspender también los del 20 de noviembre si tenía "mala evolución o infección". La petición dejó al resto de partes a la espera de que se pronunciara el magistrado, pero un segundo escrito del propio abogado ha disipado las dudas en el último momento: "A fin de no perjudicar ni ralentizar la instrucción de la presente causa", anuncia que otra letrada se encargará de representar a Elías Castejón en su declaración como imputado este viernes.

La investigación contra Podemos se centra en el contrato suscrito con Neurona, próxima a Juan Carlos Monedero, para las elecciones del 28 de abril de 2019, pero también en otras posibles irregularidades denunciadas por el que fuera abogado de la formación, José Manuel Calvente. En septiembre, la Fiscalía remitió un escrito en el que pedía limitar las pesquisas a la consultora, que fue constituida en Sevilla días antes de los comicios y cobró 363.000 euros de Podemos por unos supuestos servicios que ahora están bajo la lupa de los investigadores. También hizo campañas autonómicas, municipales y la del 10-N, lo que la convierte en una de las principales contratistas del partido.

Como adelantó El Confidencial en septiembre, el juez ya ha recibido los movimientos de una cuenta abierta por Neurona en Bankinter el 11 de marzo de 2019, documentación que apuntala las sospechas respecto al uso que se dio a esos 363.000 euros: según el escrito aportado por el banco, parte del dinero transferido por la formación a la consultora para su campaña de abril de 2019 salió del circuito bancario mediante retiradas de efectivo en cajeros que suman más de 6.000 euros, mientras que otros importes fueron usados para sufragar consumiciones en bares y viajes por distintos países de Latinoamérica sin aparente relación con los comicios de España.

Para aclarar estos movimientos, el juez cita a Castejón como imputado este viernes. El abogado fue nombrado administrador único de Neurona en marzo de 2019, cuando el exdiputado de México César Fernández Paredes y Andrea Edlin López Hernández constituyeron la empresa en la cuenta andaluza. Según las cuentas de la consultora a las que ha tenido acceso El Confidencial, cobró más de 16.000 euros entre mayo de 2019 y marzo de 2020 por este cargo, pero en una nota aclaratoria enviada a 'OK Diario', se escuda en que solo se encargaba de "la gestión y 'llevanza' de la sociedad en España desde la perspectiva legal, fiscal y contable".

"Mi cese como administrador único se produce el día 15 de enero de 2020, autorizado por notario de Sevilla ese mismo día 15 de enero de 2020, fecha en que espiraba la designación realizada en la constitución de la sociedad", sostiene en la mencionada nota. Pese a ello, el abogado siguió cobrando en los siguientes meses: el 27 de enero, el 28 de febrero y el 26 de marzo, Neurona hizo pagos de 1.526 euros a Elías Castejón SL. Para aclarar estos movimientos y las dudas en torno al uso de los 363.000 euros, el magistrado también ha citado este viernes como imputado a Eduardo López Hernández, que figura en el contrato como persona de contacto de Neurona.

En el listado de citaciones de este viernes, constan además el investigado Carlos García Ramos, administrador general de la coalición Unidas Podemos para las elecciones de 2019, y el testigo Manuel Campos García, arquitecto que realizó el proyecto de ejecución y reforma de la sede del partido. En cuanto a esta obra pública, Calvente sostiene que se hizo "a dedo" y que se incumplieron los "estándares de control" del partido, pero la Fiscalía se muestra en contra de investigar estos hechos al defender que no revisten carácter delictivo porque "ni siquiera el denunciante considera que el valor real de la obra no fuera el de 1.361.055 euros".

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios