Honores reales en la misa funeral por Jaime Carvajal

Se celebró en la iglesia jesuita de San Francisco de Borja, una hora antes de que tuviera lugar otra en memoria del hijo de Antonio Catalán

Foto: Los reyes Felipe y Letizia, a su salida de la capilla ardiente de Jaime Carvajal el pasado 4 de septiembre. (EFE)
Los reyes Felipe y Letizia, a su salida de la capilla ardiente de Jaime Carvajal el pasado 4 de septiembre. (EFE)

A las 19:00 del martes, un reducido grupo de personas, no más de 50, estaba convocado en una de las capillas de la monumental iglesia jesuita de San Francisco de Borja, en el barrio de Salamanca de Madrid. Se celebraba una misa funeral en honor de Jaime Carvajal, el consejero delegado de Arcano fallecido en septiembre.

Igual que el día del duelo en el tanatorio, el acto contó con la presencia del rey Felipe VI, además de la infanta Elena, amigos personales del financiero, con quien compartían una estrecha relación personal y complicidad institucional, pues entre otras muchas iniciativas, el banquero participaba en la Fundación Princesa de Girona.

El calendario quiso que esa misma tarde y en la misma parroquia, pero en la nave principal y una hora más tarde, se celebrara otra misa funeral. En este caso, se trataba del oficio en memoria de Carlos Catalán, hijo del empresario hotelero Antonio Catalán, fallecido la semana pasada tras una repentina y grave enfermedad cuando solo tenía 44 años.

Al tratarse de dos apellidos tan populares del mundo de los negocios, por un momento el eje de Serrano con Maldonado vio desfilar ayer a muchos rostros conocidos del mundo del poder. Aunque nadie sabía de la presencia de los Reyes, lo que hizo que las ceremonias tuvieran los invitados que tenían que ser y no los que siempre buscan el saludo real.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios