Lastra, la voz de Sánchez en el Congreso, otra vez clave para el Gobierno

Dicen de la diputada asturiana que su principal cualidad para negociar es que cumple lo que promete. No da bandazos. Los diputados de Bildu, Mertxe Aizpurua y Oskar Matute, lo han comprobado

Foto: Pedro Sánchez y Adriana Lastra. (EFE)
Pedro Sánchez y Adriana Lastra. (EFE)

La dirigente socialista de más confianza de Pedro Sánchez es Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE y portavoz del grupo parlamentario. El jueves verá desde su escaño en el Congreso cómo la ley más importante del Gobierno desde la investidura del presidente sale adelante con aproximadamente 190 votos a favor. La lista de partidos que ha hecho posible la aprobación en la Cámara es larga: desde ERC a Nueva Canarias, cuyo diputado, Pedro Quevedo, previsiblemente confirme hoy su apoyo.

Negociar unos Presupuestos en el Congreso es alambicado, más cuando el número de grupos parlamentarios es el mayor desde hace 30 años. La dirección parlamentaria del PSOE, es decir, Lastra y su número dos, Rafael Simancas, apostaron por el bloque de la investidura desde el primer momento. El objetivo fundamental fue atar a ERC, lo que Lastra ha gestionado personalmente, dada su buena relación con el portavoz de la formación catalana, Gabriel Rufián. Ambos hablan a diario, cuentan fuentes conocedoras de las negociaciones presupuestarias, pero con las cuentas públicas de trámite en la Cámara, la relación ha sido aún más intensa.

Dicen de la diputada asturiana que su principal cualidad para negociar es que cumple lo que promete. No da bandazos. Los diputados de EH Bildu, Mertxe Aizpurua y Oskar Matute, lo han comprobado, al igual que representantes de grupos más pequeños. Las suspicacias que muchos tenían antes del trámite presupuestario, relacionadas con los tiempos, se difuminaron en cuanto se presentaron las enmiendas. A Lastra le han ayudado su comunicación diaria con el presidente y su sintonía con la vicepresidenta Carmen Calvo. Otro comentario común entre bambalinas parlamentarias es que la diputada es la voz de Sánchez en el Congreso.

Para ilustrar un ejemplo de su compromiso, una anécdota del pasado mes de enero, primeros días del año: se estaba fraguando la investidura del mandatario socialista. El resultado estaba tan ajustado que todos los votos se hicieron imprescindibles. Emergió aquí la figura del diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte. Cuando anunció su sí, Lastra se puso en contacto con él para agradecerle la decisión y mostrarle su total colaboración. El diputado aragonés vio entonces cómo en su pueblo aparecieron pintadas contra él. La Delegación del Gobierno le puso escolta en su domicilio. Lastra le llamó por teléfono en numerosas ocasiones.

El Confidente