Banco Sabadell y los fotomontajes en tiempos del coronavirus

La baja por covid-19 de Guardiola impidió la realización de una fotografía canónica para conmemorar el relevo en la cúpula de la entidad catalana

Foto: Jaume Guardiola (i), Josep Oliu (c) y César González-Bueno (d).
Jaume Guardiola (i), Josep Oliu (c) y César González-Bueno (d).

Tras el fiasco de las negociaciones con el BBVA, el Banco Sabadell hizo el pasado 17 de diciembre uno de sus anuncios más importantes en varios años: el relevo de Jaime Guardiola como consejero delegado de la entidad y, en su lugar, el nombramiento de César González-Bueno, el histórico banquero español que pilotó el desembarco en España de la banca comercial de ING. Todo ello, bajo la tutela del presidente, Josep Oliu, que anunciaba también que abandonaría sus funciones ejecutivas.

Los cambios en la cúpula fueron precedidos por los carraspeos de los supervisores europeos por la calidad de la gestión del banco en los últimos años. Desde el banco, lógicamente, se transmitió la imagen de transición ordenada y de mutuo acuerdo, por lo que se consideró necesario acompañar el comunicado con una fotografía de los tres implicados —Guardiola, González-Bueno y Oliu— lo más sonrientes posible.

Pero hubo un problema logístico importante: Guardiola se encontraba de baja por covid-19, lo que hacía totalmente inviable juntar a los tres en un mismo espacio. No sabemos si se contagió del propio Oliu, que también estuvo afectado por el virus, pero que para el momento de la foto ya estaba totalmente recuperado. La solución de urgencia fue pegar una imagen de archivo del consejero delegado saliente junto a las imágenes de Oliu y González-Bueno.

En cualquier caso, lo importante es que todos los implicados se encuentran ya sanos y que todo quedó en un susto.

El Confidente