El aplaudido discurso que convirtió a Batet en la estrella de este 23-F
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

El aplaudido discurso que convirtió a Batet en la estrella de este 23-F

La presidenta del Congreso triunfó con un discurso que no obtuvo un solo reproche. Todo, después de las críticas recibidas por el acto. También triunfó con el almuerzo organizado

placeholder Foto: El Rey, junto a Pedro Sánchez y Meritxell Batet. (EFE)
El Rey, junto a Pedro Sánchez y Meritxell Batet. (EFE)

Fue la sorpresa de la jornada. El discurso de Meritxell Batet en el acto sobre el 23-F en el Congreso, que organizó la propia presidenta de la Cámara, sorprendió a los partidos de la oposición, que reconocieron que sus palabras no tenían un pero que poner. El Rey también lo alabó y se escuchó al líder de la oposición reconocer que "había estado muy bien".

"Conmemoramos así la decidida reacción de nuestras instituciones públicas que, encabezadas por el rey don Juan Carlos, asumieron la defensa de la democracia ante la amenaza del golpe y usaron eficazmente sus capacidades constitucionales para derrotar a los golpistas", aseguró la presidenta, mencionando al Rey emérito y lanzando más de una advertencia: "Hoy, el peligro está en la deslegitimación y la instrumentalización de las propias instituciones democráticas para desnaturalizarlas y convertir la democracia en una fachada despojada de sus contenidos fundamentales". A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Batet se desquitó también de las múltiples críticas (de los socios parlamentarios del Gobierno, pero también de Vox, que crítico el acto y aseguró que solo acudía para acompañar al Rey) sobre la organización del acto, dejando muy claro el motivo de su convocatoria.

Foto: El Rey, en el Congreso por el 40 aniversario del 23-F. (EFE)

No solo triunfó con su discurso, sino que los asistentes al almuerzo posterior quedaron contentos con la cita. El Rey estuvo en una comida de trabajo en el propio Congreso, en una sala donde se cumplía con todas las medidas de seguridad por la pandemia, junto al presidente del Gobierno, la propia Batet y la presidenta del Senado, los presidentes del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, la vicepresidenta Carmen Calvo, el líder de la oposición, Pablo Casado, y los dos ponentes de la Constitución vivos.

El menú constó de dos platos (un entrante de ensalada de cigalas con crema de almendras y tomate confitado, y un principal que fueron carrilleras al vino tinto con teja de queso manchego y crema de patata). No faltó un postre de mosaico de frutas con sorbete de mandarina... y mucha conversación. Alguno de los presentes asegura que no hablaron del Rey emérito, ni tampoco de la negociación del CGPJ. Pero para algo serviría, teniendo en cuenta el buen rollo que se respiraba en el Congreso por una vez en mucho tiempo.

Meritxell Batet Rey Don Juan Carlos Tribunal Constitucional Tribunal Supremo Pablo Casado