El PSOE, a por todas en los comicios europeos
  1. España
  2. Interiores
Gonzalo López Alba

Interiores

Por

El PSOE, a por todas en los comicios europeos

Lo que hace unos meses nadie contemplaba, ahora se considera posible. En el núcleo duro de la dirección del PSOE ha empezado a considerarse que es posible ganar al PP en las elecciones europeas

Foto: La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano (EFE)
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano (EFE)

Lo que hace unos meses nadie contemplaba, ahora se considera posible, aunque el grado de optimismo va por sectores. Los críticos con Alfredo Pérez Rubalcaba lo ven prácticamente imposible, y dentro de la Ejecutiva también hay quien lo descarta, pero en el núcleo duro de la dirección del PSOE ha empezado a considerarse que es posible ganar al PP en las elecciones europeas de mayo, la primera convocatoria de ámbito estatal desde las elecciones generales de 2011.

“Tenemos una opción. Si lo hacemos bien hasta entonces, podemos ganar”, sostienen fuentes próximas al secretario general, para quien los preparativos de estas elecciones deben ser la tarea en la que se vuelque todo el partido después de la Conferencia Política de noviembre. Un triunfo en esos comicios supondría un vuelco, tanto en la vida interna del PSOE como en el clima general de la política española, porque generaría la expectativa de que los socialistas pueden ganar las elecciones generales de 2015, quebrando así el signo de la derrota que arrastran desde los últimos comicios municipales y autonómicos. Y, según expertos en campañas electorales, un buen candidato puede añadir hasta dos o tres puntos en el porcentaje de votos.

Jáuregui sería la principal alternativa a la vicesecretaria general

En este contexto, algunos dirigentes del PSOE apuestan por “echar el resto” con una candidatura encabezada por la vicesecretaria general, Elena Valenciano. Su nombre ya sonó con fuerza antes del verano, pero entonces ella misma lo descartó rotundamente. Ahora, fuentes próximas se limitan a responder que “es una pregunta recurrente desde hace meses y no tiene respuesta porque en el partido todavía no se ha hablado de las listas europeas”.

Valenciano responde, sobre el papel, al perfil idóneo para otorgar a estas elecciones la trascendencia con la que el PSOE las quiere presentar. Es la mujer que históricamente ha tenido más poder en el partido y tiene una larga trayectoria y dilatada experiencia en la política europea. Eurodiputada entre 1999 y 2008, fue portavoz de la fracción socialista española, ha sido coordinadora nacional del lobby europeo de mujeres y vocal del Movimiento Europeo. Y también ha sido responsable de Política Internacional en la Ejecutiva del PSOE y portavoz en la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.

Una decisión de riesgo

Pero lo que para muchos de sus compañeros le acredita como la mejor candidata posible aparece también como su principal inconveniente. Valenciano no es una vicesecretaria general cualquiera, sino una general vicesecretaria, de modo que, ante la hipótesis de que pudiera encabezar la lista europea, algunos ya anticipan su interpretación como “señal de desbandada” en el equipo de Rubalcaba e indicio fiable de que el secretario general no competiría por la candidatura presidencial en 2015 (lo que está por ver). Y su derrota sería juzgada como una derrota personal de Rubalcaba. Valenciano es su alter ego, no sólo por su identificación personal sino porque, desde el fiasco de la moción de censura contra el alcalde de Ponferrada, asumió múltiples tareas de coordinación y organización que hacen de ella la viga maestra de la Ejecutiva.

Rubalcaba cree que los socialistas pueden comenzar su remontada en los comicios de mayo

En todo caso, la premisa que nadie cuestiona en el PSOE es la necesidad de presentar “una lista renovada y potente”, entre otras razones porque las próximas “no son unas elecciones europeas más” y porque se da por seguro que eso hará también el PP (por los mentideros socialistas ha empezado a circular el nombre de Alberto Ruiz-Gallardón). Si no es Valenciano,  y aunque oficialmente todavía no se ha descartado que repita como cartel Juan Fernando López Aguilar, la primera alternativa que se maneja entre los socialistas es Ramón Jáuregui, que ya pasó un año en el Parlamento Europeo -antes de que Zapatero lo reclamara para el Ministerio de la Presidencia- y cuya figura saldrá reforzada de la Conferencia Política, cuyos trabajos ha coordinado. Y entre los refuerzos cuya inclusión se anticipa figura Diego López Garrido, que fue secretario de Estado para la Unión Europea entre 2008 y 2011.

Argumentos para el optimismo

La expectativa de un triunfo socialista en las elecciones europeas tiene un componente anímico -una parte de los indecisos se decanta siempre hacia la opción que perciben como ganadora-, pero también está avalada por los pronósticos de algunos sociólogos vinculados al PSOE, quienes subrayan que, a pesar del rechazo a las políticas dictadas desde Europa, los españoles han tomado conciencia de que es allí donde se toman las decisiones y las decisiones las toman las dos grandes familias ideológicas: conservadores y socialistas. Y, aunque dan por seguro un crecimiento de los partidos minoritarios, lo que unido a una menor participación reducirá el número de votos a las dos grandes fuerzas, seguirán siendo estas las que se repartan el mayor número de escaños.

Además, en Ferraz se razona que el desgaste del PP “es creciente y, por mucho que Rajoy diga que la crisis ya es historia, ni es verdad ni la percepción de la gente va a cambiar de aquí a mayo”. Su gran reto ante la campaña será convencer al electorado de que lo que voten en mayo influirá en su vida cotidiana porque el poder de influencia del Parlamento Europeo sigue siendo harto limitado. Para combatir este realidad, el PSOE llevará en su programa, además de otros cambios, la propuesta de que el Consejo y la Comisión Europea tengan el mismo presidente y sea elegido por el Parlamento Europeo, con un candidato único por cada familia ideológica que, además de con su lista nacional, concurriría a los comicios con una lista transnacional.

Alfredo Pérez Rubalcaba Elena Valenciano Campañas electorales Parlamento Europeo