Es noticia
Menú
Aznar reúne a más donantes que ministros y González presume de contactos
  1. España
  2. La Feria de las Vanidades
El Curioso Impertinente

La Feria de las Vanidades

Por

Aznar reúne a más donantes que ministros y González presume de contactos

Aznar dice que ya no pasa lista de quién va y quién no va a sus saraos. Pero para un hombre nada vanidoso como él debe

Foto: El expresidente del Gobierno José María Aznar durante la presentación de la segunda parte de sus memorias. (E. Villarino)
El expresidente del Gobierno José María Aznar durante la presentación de la segunda parte de sus memorias. (E. Villarino)

Aznar dice que ya no pasa lista de quién va y quién no va a sus saraos. Peropara un hombre nada vanidoso como él debe de ser un mal trago que ni un solo ministro del actual Gobierno de España ni nadie cualificado de la dirección del PP tenga un hueco libre en su agenda para acompañarle en su enésimo retorno al ruedo ibérico. No se sabe si hubo consigna de Moncloa o de Génova o si fue solo una demostración de quién está con quién o contra quién. Pero la realidad es la que es: y el ostracismo al que se somete últimamente a Aznar (ya le ocurrió lo mismo en San Sebastián) no se compadece con las trayectorias políticas y vitales de muchos de los que hoy están junto a Rajoy en la Mesa del Consejo de Ministros. Ya saben… Hay enemigos y, después, compañeros de partido. Aunque, para ser realmente justos, habrá que decir que había algunos segundos niveles del escalafón que sí acudieron en representación del Ejecutivo. Pero como eran pocos y sus nombres apenas son conocidos para el común de los mortales, pues quedémonos sólo con el detalle.

Esperanza Aguirre, de ‘leopardesa’ y bandera de España en la muñeca. (E. Villarino)Ante estas ausencias resulta más llamativo que quienes más motivo tienen para estar escondidos, al menos durante un tiempo, sean los incondicionales que nunca fallan. Hablamos de los donantes. Y, especialmente, de don Luis del Rivero y del marqués de Villar Mir que, aunque aparecen hasta las trancas en los papeles de Bárcenas y en las supuestas 'mordidas' del extesorero, siguen mostrándose ufanos y despreocupados a la hora de retratarse con toda la crème de la crème del viejo PP. Junto a ellos, apareció también Fernando Fernández Tapias y su mujer, Nuria González.

placeholder

El viejo testamento popular estuvo al completo (ver álbum). Incluso Esperanza Aguirre, cuya ausencia en las memorias de Aznar ha desatado todo tipo de especulaciones sobre si se trata de un ataque de celos de la esposa del expresidente, quien ve peligrar su plaza en la Casa Consistorial ante el avance de la lideresa. Tampoco faltó Zaplana, el hombre al que sólo se podía sacar en Canal Nou por su perfil bueno –según cuentan ahora los trabajadores de la casa–,lució ambos perfiles, el bueno y el malo, tan bronceados como siempre. A él le preguntamos por el cierre de la tele y si es verdad que daba órdenes sobre cómo había que sacarle. Pero la memoria parece que le flaquea: “Han pasado 12 años, se me ha olvidado todo”, explica antes de irse a saludar a quien fue, durante años, su pareja política, Ángel Acebes. ¡Qué tiempos aquellos los de Rinconete y Cortadillo!

Eduardo Zaplana andaba absorto. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? (E. Villarino)Isabel Tocino esta vez vino decentemente peinada y sin la pinza olvidada que lució en el desayuno del fiscal general del Estado. En primera fila, y en perfecto orden de revista, otros tantos exministros de Aznar: José María Michavila, Jaime Mayor Oreja, Rafael Arias Salgado, Pilar del Castillo, Juan José Lucas, Pío Cabanillas, Miguel Ángel Rodríguez, Josep Piqué y Margarita Mariscal. Semejante despliegue, sobre todo ante tanto ostracismo por parte del equipo de Rajoy, no pudo más que ser recompensado por el propio Aznar, que presumió públicamente de todos ellos. “Esta colección de exministros me hace sentir muy orgulloso. Eran unequipazos que funcionaron muy bien, como un equipo bien cohesionado y armónico”, explicó.

placeholder

Gloria Lomana, señora de Piqué, charla con Juan Miguel Villar Mir ante una divertida concurrencia (E. Villarino)

El acto sirvió también para que reapareciera Alejo Vidal-Quadras, que tal y como está el patio, puede que sea una de sus últimas fotografías junto al PP si sigue adelante con sus planes de ir a las europeas con una nueva formación de derechas. La colección de nostálgicos de esa otra forma de hacer las cosas era grande también: Francisco Pizarro; Daniel Sirera, exlíder del PP catalán; Regina Otaola; Benigno Blanco; Gabriel Elorriaga e incluso el exdefensor del pueblo, Enrique Múgica, que siempre se ha llevado extrañamente bien con la gente del PP.

placeholder

Tres ex en el escenario: José María Fidalgo (exlíder de CCOO); Josep Piqué (exministro) y José María Aznar (expresidente), y tres maneras distintas de lucir tipo y corbata. (E. Villarino)

Aznar recordó su “amargo” adiós de la política tras los atentados del 11-M y cerró así, a su manera, un día inusualmente raro en que dos jarrones chinos, él y Felipe González, nos hicieron volver atrás una década en el tiempo. Felipe, que vino con jet lag de un viaje a China, se limitó a hacer una simple rueda de prensa en la que hay no hay que pasar lista a nadie. Pero él también sacó pecho a su manera. Porque si Aznar presume de exministros, González lo hace de contactos. Habló de sus conversaciones con Lula, de sus encuentros con Bill Clinton y de sus numerosos viajes trasatlánticos, e incluso se acordó de Anson. Lo dicho, como haber retrocedido a los noventa en un nublada jornada capitalina. Los jarrones siguen dando que hablar, aunque no se sepa dónde colocarlos.

placeholder

El presidente de la Comunidad, Ignacio González, junto a la alcaldesa, Ana Botella, la mujer de rojo (nunca la mujer del rojo)

Aznar dice que ya no pasa lista de quién va y quién no va a sus saraos. Peropara un hombre nada vanidoso como él debe de ser un mal trago que ni un solo ministro del actual Gobierno de España ni nadie cualificado de la dirección del PP tenga un hueco libre en su agenda para acompañarle en su enésimo retorno al ruedo ibérico. No se sabe si hubo consigna de Moncloa o de Génova o si fue solo una demostración de quién está con quién o contra quién. Pero la realidad es la que es: y el ostracismo al que se somete últimamente a Aznar (ya le ocurrió lo mismo en San Sebastián) no se compadece con las trayectorias políticas y vitales de muchos de los que hoy están junto a Rajoy en la Mesa del Consejo de Ministros. Ya saben… Hay enemigos y, después, compañeros de partido. Aunque, para ser realmente justos, habrá que decir que había algunos segundos niveles del escalafón que sí acudieron en representación del Ejecutivo. Pero como eran pocos y sus nombres apenas son conocidos para el común de los mortales, pues quedémonos sólo con el detalle.

Esperanza Aguirre José María Aznar Josep Piqué Juan Miguel Villar Mir