Baño patriótico en la Puerta del Sol

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quiso ser el primero en celebrar el 35 aniversario de la Constitución en Madrid. Abrió las puertas

Foto: Baño patriótico en la Puerta del Sol

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quiso ser el primero en celebrar el 35 aniversario de la Constitución en Madrid. Abrió las puertas de par en par de la Real Casa de Correos donde a las 12 horas en punto del mediodía un gentío bien vestido y acicalado inundaba el patio engalanado de tinte navideño para escuchar las lecciones políticas que iban a impartir en primer lugar, Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid, y para cerrar el acto el mandatario de la Casa.

La pléyade del canapé, tan habitual en Madrid, acudió rauda y veloz a cumplimentar la Carta Magna. Destacaba por su número el cuerpo judicia, tan de moda estos días. Desde el fiscal general, Eduardo Torres Dulce; el inevitable magistrado del Constitucional, Enrique López, los superiores del TSJM y un sinfín de nuevos miembros del CGPJ. Hasta el punto de que el presidente González no tuvo más remedio que mandarles un saludo en forma de enhorabuena.

Cristina Cifuentes reaparece. (EFE)
Cristina Cifuentes reaparece. (EFE)

¿Podía faltar Ana Botella? Evidentemente no. Muy desmejorada, que lo de Madrid tiene su aquél. Naturalmente, ningún ministro hizo su aparición porque habían sido convocados por el comandante en jefe en torno a la mesa del Consejo de Ministros.

Mientras Cifuentes invocaba a John Fitzgerald Kennedy, que cosa tan propia, andaban ya en busca de la copa un enjambre de periodistas: Fernando Jaúregui, Pedro Blasco, Carmelo Encinas, Constantino Mediavilla, María Rey, Agustín de Grado y un largo etcétera.

A última hora llegó el director general de la Policía, Ignacio Coisidó, un poder fáctico por naturaleza, mientras el vetusto Ignacio Astarloa conversaba con algún obispo que no era evidentemente Rouco Varela, que parece haber entrado ya en los ejercicios espirituales.

Los ultraliberales de antaño, Cayetana y demás grupúsculo marginal en el PP, tan habituales cuando la lideresa mandaba en esa Casa, hicieron mutis por el foro y de ese elenco sólo Guillermo Cortázar y Arturo Moreno se dejaron caer por la antigua cárcel del franquismo. Nacho tiene su propia claque que es fácilmente diferenciable del de la todavía lideresa.

Cristina debe estar llamada a grandes cosas porque fue la comidilla del ágape. También es verdad que viniendo de donde viene  queda muy propio preguntar por la salud. ¡Espléndida! Como fantástico se dejaba ver el jefe de UPyD, Luis de Velasco, hierático y viendo pasar el mundo a su alrededor. Tomás Gómez es como un palo estirado con su corte particular comandada por Maru Menéndez, la hija del marino Camilo Menéndez que quiso acabar con lo que ahora se celebra, la Constitución. Se les ve flojuchos y conspirativos a estos del PSM. ¡Nos estamos jugando la vida!, me dijo una bella dama del puño y la rosa consciente de que puede pasar del rosa al amarillo.

Discurso de Ignacio González. (EFE)
Discurso de Ignacio González. (EFE)

Por si fuera poco, se le veía venir todo puestecito al sindicalista ugetero José Ricardo Martínez, el niño de los 180.000 euros de Cajamadrid que, estiradillo él, trataba de explicar lo inexplicable.

Para simpático el jefe de CEIM, Arturo Fernández, simpático y buen negociante donde los haya con unas elecciones madrileñas en puertas y pese a sus problemas con su Cantoblanco.

El mundo del empresariado estaba representado también por el enigmático y acaudalado Jesús Nuñez –Universidad Alfonso X El Sabio-, un artista de la pista.

Los neocomunistas de Izquierda Unida (IU) no se prodigaron mucho, quizá porque están preparando el asalto al palacio de invierno con eso de que van alcanzar el 13 por ciento de los votos y para conformar próximos gobiernos se hacen de rogar. Ni Pérez ni Gordo son grandes estrellas, pero ¡oiga!

Resumiendo: todos firmes al escuchar el himno nacional tras el baño de españolismo constitucional y patrio que puso en pie la señora Cifuentes y el señor presidente.

Floja entrada; miradas torvas, mucha incertidumbre.

¡La crisis!  

La Feria de las Vanidades
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios