La cacicada de Carmen Calvo
  1. España
  2. Matacán
Javier Caraballo

Matacán

Por

La cacicada de Carmen Calvo

“Calvo se lo ha pedido personalmente a Sánchez y se lo ha concedido. Ha sido la gran valedora de nuestra candidatura”. La rebelión que desataron esas 23 palabras es de las que hacen época

placeholder Foto:  La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. (EFE)

El 4 de febrero, a las tres y siete minutos de la tarde, estalló la tormenta. Un diputado del PSOE por Córdoba, Antonio Hurtado Zurera, escribió en su muro de Facebook: “Carmen Calvo se lo ha pedido personalmente a Pedro Sánchez y se lo ha concedido. Ha sido la gran valedora de nuestra candidatura”. La rebelión política y social que desataron esas 23 palabras es de las que hacen época, de las que consiguen unir a todos los partidos políticos, asociaciones patronales y sindicales, periódicos y agrupaciones culturales, artistas y comerciantes. Todo Jaén se ha levantado porque se siente víctima de “una cacicada” enorme de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Dicen que, en sus propias narices, les han birlado el mayor proyecto del Ministerio de Defensa de los últimos tiempos, una base logística, que acarrea un aluvión de puestos de trabajo directos e indirectos, en la tierra del paro, Jaén, la provincia con una mayor tasa de desempleo de España, con porcentajes cercanos al 30% en los últimos registros.

Así que, con las venas inflamadas y el ánimo incendiado del que se siente burlado y maltratado, los jiennenses han convocado una manifestación para este domingo, el mismo Día de San Valentín, dispuestos a demostrarle a Pedro Sánchez que, por amor a su tierra, no van a tolerar que 'un dedazo' les haya quitado la inversión millonaria que ya tenían apalabrada y comprometida. “Llamamos a la movilización ciudadana para que los jiennenses demuestren que están enamorados de Jaén y hartos del ninguneo al que nos someten los políticos y las administraciones desde hace décadas”, reza la convocatoria de la protesta.

Conviene añadir, antes de ofrecer más detalles de la indignación popular, que la provincia de Jaén es tradicionalmente, además de una tierra de desempleo, uno de los graneros de voto más seguros del Partido Socialista en toda España. Con decir que, en las últimas elecciones municipales, el PSOE ganó en 95 de los 97 municipios de la provincia, ya se puede imaginar la ‘autoridad’ con que se ven investidos los cargos públicos de Jaén para, como han hecho, dirigirse directamente al presidente del Gobierno, que es su secretario general, y exigirle explicaciones.

El más duro, e inmediato, fue el alcalde de Jaén, el socialista Julio Millán, convencido plenamente de la cacicada: “Sería lamentable que no tuviéramos un Gobierno que nos representara a todos los españoles por igual, sino solo a aquellos a los que por su lugar de nacimiento hubiera lugar. Sería lamentable que necesitáramos una vicepresidenta del Gobierno de nuestra provincia como único criterio para albergar inversiones e infraestructuras. Esta forma no se puede validar y consagrar en una democracia consolidada como la nuestra”, decía la carta que, el mismo día 5 de febrero, el alcalde de Jaén le envió a Pedro Sánchez.

La sospecha de la arbitrariedad, “el dedazo”, como lo llama el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, que es otro veterano del socialismo andaluz, surge del mero repaso cronológico de este proyecto del Ministerio de Defensa, e incluye reuniones y conversaciones con altos cargos del Gobierno que ahora se han desvelado para ‘probar’ la cacicada. Según se afirma, la construcción de esta base logística del Ejército de Tierra, dotada “con los más altos estándares tecnológicos y que agrupará las actividades de mantenimiento del Ejército en una sola instalación”, comenzó a proyectarse hace 15 meses y, ante la oferta, varias ciudades españolas se ofrecieron para albergarla. Es más, el presidente de la Diputación de Jaén asegura que, durante todo ese tiempo, la competencia fundamental fue entre Toledo y Jaén, porque la candidatura de Córdoba, que se incluyó a última hora, ni siquiera figuraba. Añaden algo más: el 24 de diciembre pasado, la secretaria de Estado del Ministerio de Defensa telefoneó al Ayuntamiento de Jaén para comunicarles que, si cumplían con unos requisitos de inversión y disposición de terrenos, obtendrían el proyecto. Las administraciones cumplimentaron la petición y se quedaron a la espera… Hasta que el 4 de febrero saltó la noticia: ¡Córdoba!

“La posición del Gobierno queda muy cuestionada cuando no han sido criterios técnicos, ni de cohesión social, ni desempleo, los que se han tenido en cuenta para tomar una decisión definitiva, sino una voluntad expresa de la vicepresidenta basada en su lugar de procedencia”, se lamenta el alcalde socialista de Jaén. Pero ¿realmente se puede afirmar que ha sido Carmen Calvo, susurrándole al oído al presidente Pedro Sánchez, la que ha decidido que la base logística, con todas sus promesas de inversión pública, se vaya para Córdoba? Como es obvio, no existe constatación, y todo podría haberse quedado en el aire, mucho más difuso, si el mismo día de la elección de Córdoba un diputado socialista por esa provincia no hubiera publicado ese mensaje, como de genuflexión, con la vicepresidenta: “Carmen Calvo se lo ha pedido personalmente a Pedro Sánchez y se lo ha concedido”. ¿Se lo ha concedido? ¿Cómo si fuera un regalo? La propia vicepresidenta no lo arregló, ni mucho menos, sino que lo empeoró todavía más cuando le preguntaron algunos medios y dijo: “Se lo tengo que agradecer mucho al presidente del Gobierno, que ha sido sensible con una ciudad y con un territorio como el nuestro que necesita trabajo digno, posibilidades, esperanza”. No hacía falta más combustible para el incendio.

placeholder Manifestación de Jaén Merece Más.
Manifestación de Jaén Merece Más.

Con la voz rota, casi llorando, la concejala encargada de las negociaciones con el Ministerio de Defensa, María Cantos, convocó a los periodistas cuando una nota oficial del Gobierno confirmó que los 1.600 puestos de trabajo prometidos, y toda la inversión anunciada, habían volado para la provincia vecina. Estalló, hundida: “Estamos ante una injusticia, un insulto, una bofetada, una cacicada, una humillación, un pisoteo, una vejación, un incumplimiento por parte del presidente del Gobierno de España. Jaén no se merecía esto; los jiennenses no se lo merecían”.

Una plataforma que ya existía, Jaén Merece Más, ha convocado la protesta a la que se han ido sumando todos en la provincia, incluidos algunos famosos como el humorista Santi Rodríguez, con el mismo tono de indignación: “El 14 de febrero es el día para que se sepa lo hartos que estamos”. Otros, más épicos, han recordado en las redes sociales lo que dice el himno de Jaén, esos versos inmortales de Miguel Hernández, “Jaén, levántate brava/ sobre tus piedras lunares,/ no vayas a ser esclava/ con todos tus olivares”.

Por un periodismo responsable

El Confidencial nació hace 20 años con el objetivo de defender el derecho de los ciudadanos a la verdad. Hoy, ese principio es más necesario que nunca. ¡Conócenos!

Carmen Calvo Córdoba Pedro Sánchez Ministerio de Defensa PSOE
El redactor recomienda