Pez Espada: 50 años del hotel que inauguró la marca Costa del Sol

La fachada de siete plantas del que fue el mejor hotel de España se mantiene impertérrita, ajena a su medio centenario. El Pez Espada sorprendió por

La fachada de siete plantas del que fue el mejor hotel de España se mantiene impertérrita, ajena a su medio centenario. El Pez Espada sorprendió por su estética en medio de La Carihuela, una playa de pescadores, vecina a la del Bajondillo, donde Salvador Dalí y Luis Cernuda se bañaron en aguas cristalinas. A principios de los sesenta, Torremolinos era sinónimo de distinción, señorío. En realidad, la marca Costa del Sol nació cuando se inauguró el Pez Espada: el 31 de mayo de 1959.

 

La localidad presume de un prístino pasado de diamantes y el alcalde, Pedro Fernández Montes, que arrasa con mayorías absolutas desde hace millones de legislaturas, recuerda que pilota un municipio que mantiene una de las ocupaciones hoteleras más altas de toda España. El Pez Espada es ahora un alojamiento familiar que trabaja con todos los mercados y turoperadores europeos. Atrás quedó el lugar donde pasaban sus vacaciones, trufadas de noches de vinos y juergas, Frank Sinatra, Charlton Heston, Orson Welles, Anthony Quinn, Elisabeth Taylor o Ava Gadner.

 

Quien comanda hoy el establecimiento turístico de cuatro estrellas (durante sus primeros 20 años fue cinco estrellas) es Francisco Núñez. Malagueño, de 57 años, Núñez es un EspadaSelf-man. Empezó de botones, con 14 años. El Pez Espada empleaba a 300 personas. Hoy a unos noventa. Tras aventuras profesionales en Almería, volvió en 1991 al Pez Espada para dirigirlo. Me recibe en su despacho, que tiene una ventana con vistas a la avenida Salvador Allende. “Entonces las grandes personalidades venían con un séquito de guardaespaldas y secretarias”, rememora Núñez.

 

En el libro conmemorativo El hotel Pez Espada y su contribución al desarrollo turístico de la Costa del Sol  no se pasa por alto el relato de la bronca que tuvo Sinatra acusando a la policía Franquista de ser “peor que la Gestapo”. En el Frankie’s Café, decorado con la discografía del cantante estadounidense, se explica la historia del incidente que protagonizó en el Pez Espada, donde se alojaba para rodar en el desfiladero de El Chorro la película El coronel Von Ryan, y que acabó con Sinatra en la comisaría de Málaga. Sin duda fue la gran historia que todo hotel que se precie guarda en sus anales.

 

La clientela de lujo, que tenía en La Parrilla del hotel su sitio predilecto donde actuaban las estrellas de la canción nacional e internacional del momento, siguió alojándose en el Pez Espada hasta la crisis del petróleo de 1973. Luego llegó el boom de Marbella y Torremolinos perdió puntos. El hotel cerró, por suspensión de pagos, desde finales de 1978 a abril de 1980. Durante seis años fue un establecimiento turístico de temporada. Desde 1986 forma parte del grupo hotelero gerundense MedPlaya que ya lo abrió todo el año.

 

El edificio, incluido desde junio de 2006 en el catálogo del Patrimonio Histórico-Artístico de Andalucía, fue descrito así por Fernando Sánchez Dragó en su obra Eldorado (1961): “Contemplé con ingenuidad de paleto y encono de troglodita la extravagante torre iluminada”. Y Ángel Palomino arranca su novela Torremolinos Gran Hotel, accésit del Premio Alfaguara 1971, con esta descripción del Pez Espada: “Tiene porte de trasatlántico gigantesco con la proa avanzada sobre la playa”. La fascinación literaria del Torremolinos de los sesenta y los principios turísticos de la Costa del Sol la resucita el escritor argentino Alfredo Taján que está escribiendo una historia ambientada entre los años 1960 y 1962. “Reflejaré los mejores años del hotel y su época”, cuenta.

 

El 40% de los clientes procede de Reino Unido, consta de 205 habitaciones en una parcela original de 55.000 metros cuadrados y mantiene una ocupación media del 90%. En mi familia recordamos al Pez Espada como “el Pez”. Allí se conocieron mis padres. Trabajaron mis tías, mi tío. También mi abuelo, que conoció a estrellas de Hollywood en el trasatlántico de La Carihuela.

 

Tinta de Verano
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios