Bankia y el uso fraudulento del derecho

Según contó un jovencísimo Galileo en la Academia Florentina, Dante destinó el octavo círculo del infierno a los fraudulentos. Los fraudulentos estaban allí divididos en diez

Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Según contó un jovencísimo Galileo en la Academia Florentina, Dante destinó el octavo círculo del infierno a los fraudulentos. Los fraudulentos estaban allí divididos en diez valles concéntricos por el tipo particular de fraude en que incurrieron: rufianes y seductores, aduladores, simoníacos, adivinos, traficantes, hipócritas, ladrones, malos consejeros, sembradores de discordia y falsificadores.

    En la sociedad del espectáculo de nuestro tiempo no es difícil ubicar en este círculo a los emisores y comercializadores de participaciones preferentes y a los encargados de la dirección, aseguramiento y coordinación, asesoramiento legal y financiero de salidas a bolsa como la de Bankia, calificada como la más grotesca, increíble y estrambótica de la historia: los encargados del montaje de este disparate han cobrado la friolera de 39,51 millones de euros.

    El hecho de que se haya permitido la salida a bolsa de un banco insolvente (el Banco de España dijo que no respondía de la solvencia del mismo) no ha sido inconveniente para que el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, la haya defendido implícitamente ("Los procesos de salida a bolsa están extremamente regulados"), eso sí, entre los abucheos y gritos de los presentes en la junta general del pasado viernes 29 de junio. Y no ha sido tampoco inconveniente para que el presidente de la CNMV, un viejo conocido de los afectados por los desmanes financieros, la haya defendido explícitamente en un curso en la Universidad Menéndez Pelayo, patrocinado por el BBVA, imaginamos, en este marco, entre vítores y aplausos ("Todo lo ocurrido a Bankia estaba en su folleto de emisión").

    Pues bien. No fueron suficientes ni los numerosos efectivos de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado destinados a la junta de Bankia, ni los guardaespaldas de las empresas de seguridad privada, ni la invocación fraudulenta de todas las normas del mercado de valores y de la ley de sociedades de capital, ni el beneplácito de supervisores y reguladores, para intimidar a los 102 accionistas que en representación de otros cientos de miles de afectados expresaron su indignación y advirtieran que los "tiempos felices" del capitalismo sin controles, responsable de la erosión y destrucción del ahorro popular (el que ha permitido que el actual presidente de Bankia, incapaz de entender el drama de sus accionistas, cobrara una jubilación de 67,8 millones de euros), se deberían acabar de una vez para siempre.

    Concretamente, en mi intervención censuré la gestión social y cuestioné el nombramiento del señor Goirigolzarri como presidente de Bankia por entender que no reúne las condiciones morales ni profesionales necesarias para este cargo. No reúne las condiciones morales pues disfruta de una pensión (de las reprobadas por el Tribunal Supremo y por el sentido común) totalmente injustificada que han pagado los accionistas del BBVA, quienes saben, por otra parte, que su perfil profesional es pura propaganda como todo lo que se ha contado del maravilloso sistema financiero español.

    Basten unas cifras. La destrucción de valor para los accionistas del BBVA, del que el señor Goirigolzarri ha llegado a ser consejero delegado, ha sido en el periodo 1991-2010 estimada por un estudio del IESE en 22.000 millones de euros, que alcanza, según mi estimación, los 50.000 millones si sumamos la cantidad destruida por el BBVA del patrimonio confiado por los partícipes de los fondos de inversión y de pensiones. Si no fue capaz de crear valor en el BBVA, permítanme que dude de su capacidad para crearlo en un banco en condiciones de dificultad extrema y permítanme que dude de que no tendremos que responder todos los españoles de la cantidad ingente de dinero que se le ha entregado en administración a este señor, no sabemos muy bien para qué, elegido por la decisión antidemocrática y arbitraria del ministro de economía y de los banqueros más influyentes.

    Un equipo interdisciplinar, integrado por especialistas en el seguimiento y evaluación de estrategias en los mercados de capitales y de las estructuras de supervisión y regulación, ha analizado en profundidad el folleto informativo de suscripción y admisión a negociación de acciones de esta institución registrado en la CNMV con fecha 29 de junio de 2011 (hace un año), así como lo acontecido en los últimos meses hasta la revelación de la insolvencia de la entidad y ha concluido, en contra de lo dicho por el presidente de la CNMV, que el mencionado folleto, que parece una piñata de riesgos, es inaceptable y que es necesario un plan de actuación que tenga como objetivo prioritario impedir la pretensión de los responsables de la insolvencia y de los responsables y asesores de la salida a bolsa así como de los supervisores, CNMV y Banco de España, de no responder de los quebrantos patrimoniales que se han causado a los accionistas. Y con doble razón, de los que los son de forma forzada, por haberse visto obligados a aceptar el canje de las participaciones preferentes, un producto doblemente tóxico, tóxico como capital y tóxico como instrumento de ahorro, que ha contaminado los ahorros de cientos de miles de familias.

    En consecuencia, el plan pretende que los jueces y tribunales, como mecanismos de corrección de los abusos, no permanezcan pasivos ante el modo de actuación de la industria financiera y de sus asesores y supervisores que tanto daño han ocasionado a los ciudadanos, y esperan que se pronuncien sobre este modo de actuar, ineficaz económicamente y socialmente injusto que se presenta, sin embargo, como legal al amparo de la peor de las corrupciones, la corrupción sistémica que no duda en admitir los más groseros fraudes de ley y los más injustificados enriquecimientos, violando así los principios de nuestro derecho desde tiempos inmemoriales.

    *Juan Manuel Moreno-Luque, es abogado y presidente de Activa Accionistas, Asociación de afectados por la insolvencia de Bankia.

    Tribuna
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    12 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios