No te lo vas a creer, Jorge Cremades: a mí me gusta mi novia

El rey de los chistes en vídeo arrasa en Facebook reciclando la guerra de sexos. ¿Están nuestras novias en el mundo para amargarnos la vida?

Foto: El humorista Jorge Cremades.
El humorista Jorge Cremades.

¿Qué pasa tío? Sé que suena raro, pero no te estoy vacilando: te prometo que yo hago muchos planes con mi novia y me lo paso bien. En serio, Jorge, mi novia y yo tenemos aficiones comunes, y hay un montón de sitios a los que nos gusta ir, en pareja o con amigos. También hacemos viajes juntos, pero sorprendentemente no los 'afrontamos' sino que los disfrutamos.

Para aquellos lectores que viven al margen de las redes sociales, aclaro rápidamente que estoy hablando de Jorge Cremades, estrella del humor en internet. Si estás en Facebook, has visto sus vídeos: es difícil que no tengas en tus contactos a alguno de los casi cinco millones de seguidores que comparten sus chistes.

Cremades ha sido noticia por un artículo publicado en la revista 'Cosmopolitan' en el que daba consejos para afrontar el duro reto de hacer el primer viaje con tu novia. Ya sabes, TU NOVIA, esa persona con la que "no tienes los mismos gustos" y a la que "no puedes llevar a los mismos sitios a los que irías con tus amigos".

Es una temática habitual. Dentro de sus retratos humorísticos de situaciones cotidianas, las relaciones de pareja son un 'hit'. Y la tesis siempre es la misma: "Tu novia como problema". O como resumió Ignacio Pato en PlayGround: "Qué buenas están las tías, pero qué mal nos lo hacen pasar". Dentro vídeo:

En el universo Cremades, tu novia es una figura que te pone pruebas, te prohíbe cosas y, en general, te complica la existencia. Yo más bien creo que bastantes sufrimientos nos da la vida y que es una suerte tener a alguien con quien darse apoyo mutuo, pero eh, cada uno lo gestiona a su manera.

Y Jorge, llámame loco, pero mi novia y yo podemos desbloquear el móvil del otro en caso de que alguna vez fuera necesario. Si no lo hacemos a escondidas es porque manejamos algunos conceptos como respeto, confianza e intimidad. Porque si alguien tiene miedo de que su novia pueda descubrir que liga con otras tías por WhatsApp, igual debería preocuparse menos por ocultar su código y más por pensar qué está haciendo con su vida.

Tras ver este último vídeo sobre un chico que se queda sin vida social al echarse novia, me siento con confianza para hacer una nueva revelación muy personal: Jorge, mi novia y yo salimos juntos con amigos, incluso cuando vamos de fiesta nos emborrachamos (ya no tanto como cuando éramos más jóvenes, eso te lo concedo). Y flípalo, ¡salimos en grupos de amigos mixtos! Incluso yo me he hecho amigo de sus amigos de la universidad, es una auténtica locura.

"Es gracioso porque es verdad"

Después de ver los vídeos y leer el artículo de 'Cosmopolitan', tengo una duda: si alguien piensa así, ¿por qué querría tener novia? Total, nadie le obliga y son todo disgustos. ¿Todo? ¡No! Recordemos: las tías están muy buenas "y si lleváis encima cinco mojitos de más, probablemente caiga un kiki".

Ojo, que igual el lema de 'Feminismo es la idea radical de que las mujeres son personas' no es una exageración. Que a lo mejor las conversaciones de Forocoches quejándose porque hay tías que hablan contigo en los bares pero luego no quieren sexo son más representativas de lo que parece. Que quizá no son solo cuatro tarados los que creen que si un polvo empieza de forma consentida y luego la chica quiere parar, no es violación aunque no pares.

- ¡Eh, eh, eh! ¿Qué haces de repente hablando de violaciones? ¡Que lo de Cremades solo son chistes!

Efectivamente, solo son chistes. Aquí no vamos a pedir que le quiten su columna en 'Cosmopolitan', ni que Facebook borre sus vídeos. Ni que le lleven a la Audiencia Nacional, que es lo que se estila ahora. Yo no creo que Jorge Cremades sea un mal tipo fuera del personaje, no creo que odie a las mujeres ni que sea homófobo. Pero es muy importante darse cuenta de que sus chistes funcionan por el mecanismo de "es gracioso porque es verdad". Y claro que es verdad: los grupos de tíos que salen en los vídeos de Cremades se comportan igual que muchos de nuestros colegas, que nuestros compañeros de trabajo, que los del equipo de los sábados. Por eso triunfan.

Todos hemos visto esa actitud de tener que hacer de menos a la novia ante un grupo de tíos, de que esté mal visto decir algo tan sencillo como "me apetece estar con mi novia". Cualquier cosa con tal de evitar el estigma de ser un 'calzonazos', que básicamente es un insulto creado para ridiculizar a alguien que trata a su pareja con una mínima educación.

Este chiste de la primera vez que ella deja el cepillo de dientes en casa se puede adaptar muchas veces a lo largo de la vida: cuando os vais a vivir juntos, cuando os casáis, cuando tenéis un hijo. Ahí que no falten nunca los comentarios del estilo: "Huye, que aún estás a tiempo". Deberían ser momentos de felicidad, pero reconocerlo es de blandos, así que mejor decir alguna parida y listo.

"Es gracioso porque es verdad". Aquí vemos cómo callar a tu novia cerrándole el Skype en la cara en mitad de una frase. Hay más cosas que son verdad. Como que el sexismo y los estereotipos de género reinan entre los adolescentes españoles. Como que los chavales normalizan que el chico controle con quién habla su novia por WhatsApp o cómo viste.

Aquí vemos al tío pasándolo mal porque su novia se ha reído con los chistes de otro hombre que no es él. Cuando lo vi, recordé el testimonio de una chica en el 'Salvados' dedicado a la violencia de género: "Estábamos con sus amigos, tomando un café, y me reí de un chiste de un amigo suyo. Me hizo mucha gracia y me reí. Era un chiste, ¿no? Y él me cogió la mano, cogió un cigarro y me lo apagó en la mano. Nadie se dio cuenta". Es gracioso porque es verdad.

 

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios