'Lobby': luz y taquígrafos para el oficio más antiguo del mundo
  1. España
  2. Tribuna
Tribunas EC

Tribuna

Por

'Lobby': luz y taquígrafos para el oficio más antiguo del mundo

Con la excepción de la CNMC​ y Cataluña, no existe legislación en España ni sobre un registro de 'lobbies', ni sobre la actividad de 'lobby' ni sobre el código de conducta para 'lobistas'

placeholder Foto:

Relacionarse con el poder y saber gestionar la influencia es el oficio más antiguo del mundo.

Por eso es una gran noticia que el Congreso vaya a debatir en breve sobre la regulación del 'lobby' en España. Nunca es tarde si la dicha es buena, o más bien conveniente en este caso.

España está en la mitad de la tabla entre los países europeos junto a Finlandia, República Checa y Letonia. Con la excepción de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) y Cataluña, donde la Generalitat sí tiene regulado un registro de 'lobistas', no existe legislación en España ni sobre un registro de 'lobbies' ni sobre la actividad de 'lobby' ni sobre el código de conducta para 'lobistas'.

En el otro extremo, Reino Unido, Francia, Austria, Holanda Eslovenia, Polonia y Lituania disfrutan de los modelos más avanzados con legislación en toda regla. Otros países como Alemania, Italia, Croacia o Rumanía carecen de normas jurídico-vinculantes, pero abordan mediante regulaciones voluntarias y códigos de conducta los principales aspectos de la actividad del 'lobby'.

Por último, el 'lobby' está por ahora en un completo limbo legal y regulatorio en Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Grecia, Chipre, Luxemburgo, Hungría, Malta y Portugal.

Es hora de abordar el asunto de forma constructiva y transparente abriendo el debate y promoviendo programas de formación para futuros lobbistas

Ni que decir tiene el arraigo del 'lobby' en Bruselas, donde la actividad institucional de la UE en la capital administrativa de Europa no es concebible sin el papel de los 'lobbies' (más de 10.000 organizaciones inscritas en un Registro de Transparencia que acabará siendo obligatorio y más de 30.000 'lobistas' actuando de forma regular).

Hace casi 200 años, Alexis de Tocqueville se fue a observar el funcionamiento de la primera democracia moderna en los Estados Unidos de América y afirmó:

"Una asociación política, industrial, comercial o incluso científica y literaria, es un ciudadano ilustrado y poderoso al que no se puede someter ni confinar en la sombra y que, al defender sus derechos particulares contra las exigencias de los poderes públicos, salva las libertades comunes".

No existe cita mejor para desterrar leyendas urbanas y prejuicios sobre el 'lobby'. Y de paso también el amarillismo informativo. Es hora de abordar el asunto de forma constructiva y transparente, abriendo el debate a la sociedad y promoviendo programas de formación para futuros 'lobistas'. Así lograremos crecer en cultura política y ello mejorará la calidad de nuestra democracia.

*Emiliano Alonso es abogado y 'lobista'. Autor de 'El lobby en la Unión Europea: manual sobre el buen uso de Bruselas' (2ª edición, 2016).

Lobby