Estabilidad para Madrid en tiempos de incertidumbre

En la Comunidad de Madrid, no ha sido fácil negociar los presupuestos. Desde Ciudadanos solo pusimos una condición para sentarnos a negociarlos: una rebaja de los impuestos a los madrileños

Foto: El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado. (EFE)
El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado. (EFE)

No estamos en una situación política normal: el golpe a la democracia de Puigdemont y Junqueras, como no podía ser de otra forma, ha afectado también a la situación política en toda España. Asimismo, y según ha empezado a manifestarse en los datos de desempleo, también ha empezado a afectar ya a la situación económica. Para evitar que el impacto económico sea grave en toda España, un factor fundamental es preservar la estabilidad presupuestaria.

Por eso, para Ciudadanos era fundamental garantizar la estabilidad en los presupuestos, tanto en el Estado como en las CCAA. Nuestros objetivos han sido comunes en todos los casos: garantizar la mejora y consolidación de los servicios públicos, y que, desde el punto de vista de los impuestos, los españoles empiecen a notar que la recuperación está llegando a la economía española. Es una cuestión de estabilidad, pero también de justicia, porque si estamos saliendo de la crisis es gracias al esfuerzo de las familias y de las empresas. Los viejos partidos no han ayudado mucho precisamente, y sus antiguos aliados separatistas son el principal obstáculo en la recuperación económica.

En la Comunidad de Madrid, una de las cinco comunidades autónomas donde Cs es decisivo, no ha sido fácil negociar los presupuestos. Desde Ciudadanos solo pusimos una condición para sentarnos a negociarlos: una rebaja de los impuestos a los contribuyentes madrileños. La historia es conocida. Aunque parezca increíble, Cifuentes se resistió a bajar impuestos mucho más que Montoro y que la presidenta socialista andaluza, Susana Díaz.

En Andalucía conseguimos la práctica eliminación del impuesto de sucesiones para la casi totalidad de las herencias. Bastante antes, desde Ciudadanos en el Congreso conseguimos que Montoro se comprometiese a eliminar el IRPF a los mileuristas, rebajándolo también para las rentas medias bajas y las familias en situaciones especiales. Sin embargo, en la Comunidad de Madrid y durante semanas, Cristina Cifuentes no se quiso sentar a negociar ni un euro de los presupuestos porque le exigíamos rebajar la carga fiscal que soportan los contribuyentes madrileños.

Ciudadanos impuso en el acuerdo de investidura que, por lo menos, no se subiesen los impuestos a los madrileños. Ahora, tras constatar que la situación económica lo permite y tras horas de negociaciones, hemos conseguido que el Gobierno regional se comprometa a triplicar la deducción por nacimiento o adopción hasta los 1.800 euros. Los jóvenes, que hasta ahora podían desgravarse 840 euros por alquiler de vivienda, pasarán a descontarse 1.000 euros.

Además de la rebaja de impuestos, el presupuesto autonómico crece un 4% y son compatibles con cumplir los objetivos de déficit para 2018. Las prioridades que hemos promovido en los presupuestos han sido: la sanidad, la educación, las políticas sociales, el empleo y la innovación.

Durante semanas, Cifuentes no se quiso sentar a negociar porque le exigíamos rebajar la carga fiscal que soportan los contribuyentes madrileños

Así, en materia de educación hemos logrado bajar el precio de las escuelas infantiles otro 5%, llegando al 30% de bajada acumulada en tres años, y aumentar el dinero destinado a becas escolares y ayudas de comedor, de las que se beneficiarán más de medio millón de familias.

Por otra parte, en sanidad hemos ido consiguiendo que el PP, partidario de la privatización, tenga que ir apostando por dotar de más recursos al sistema sanitario público. En estos presupuestos, hemos logrado que se incremente un 76% el presupuesto destinado a reformar los hospitales y los centros de salud para asegurar la mayor calidad en la atención a los pacientes. También hemos aumentado en 10 millones el presupuesto para reducir la lista de espera quirúrgica —mediante nuestro plan de abrir los quirófanos por las tardes y los fines de semana, reduciendo la infrautilización de los recursos sanitarios, un problema endémico generado por el PP—.

En lo que se refiere a política social, se destinará más dinero a la renta mínima de inserción para no dejar a ningún madrileño en la cuneta. También aumentan la teleasistencia y la ayuda a domicilio para mejorar la calidad de vida de los dependientes y los mayores. Por otra parte, se incrementan los fondos para atención a la salud mental y la lucha contra la violencia de género.

No estábamos dispuestos a que la inestabilidad se extendiese a nuestra región. Los madrileños se merecen más cuentas y menos cuentos

Respecto del empleo y la innovación, pensamos que es una cuestión clave, porque ahí se materializa un proyecto de futuro. En Madrid, seremos pioneros en implementar una política 'naranja' clave como es el cheque formación, asegurando que el destino del dinero de la formación de los desempleados lo decidan ellos, y no se quede por el camino. Además, se destinarán cinco millones adicionales para la internacionalización de empresas, tres millones más para investigación biomédica y aumento significativo de los fondos para impulsar el turismo.

Este es el tercer presupuesto que condicionamos en la Comunidad de Madrid, materializando así nuestra apuesta por la estabilidad económica y el crecimiento en la región. A pesar de la actitud pasiva del Ejecutivo autonómico, no estábamos dispuestos a que la inestabilidad se extendiese a nuestra región. Los madrileños se merecen más cuentas y menos cuentos. Sigamos trabajando.

*Ignacio Aguado es diputado y portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid.

*Francisco de la Torre es diputado en el Congreso y secretario de programas y áreas sectoriales de Ciudadanos en Madrid.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios