Cosas que hacemos los profesores de universidad que entran en el sueldo

Por si sirve para que mis colegas de las universidades públicas o privadas se lo expliquen a sus familias, enumero cosas y tareas que hacemos los profesores cuando "se han terminado las clases"

Foto: Imagen de Jo Szczepanska en Unsplash.
Imagen de Jo Szczepanska en Unsplash.

Algún alumno de Francisco de Vitoria en la Escuela de Salamanca del siglo XVI pintó un grafiti que el profesor Desantes Guanter nos recordaba a sus alumnos y doctorandos de Derecho de la Información en la Complutense, y que me gusta recordar a los míos cada curso: 'Non studiamus scholae sed vitae'. No trabajamos o estudiamos para la 'nota' sino para la vida.

A veces, los trabajos que ejercemos son desconocidos. En este caso ocurre, incluso a pesar de ser públicos, por lo que, por si sirve para que mis colegas de las universidades públicas o privadas se lo expliquen a sus familias, enumero cosas y tareas que hacemos los profesores cuando "se han terminado las clases": frase que puede parecer que abre las vacaciones estivales. Lo mismo puede decirse de Navidad o los puentes... Son los momentos de calma para ponerse al día, o pensar.

Ahorro clasificarlas entre emocionantes o gratificantes versus tediosas, porque todos tenemos en nuestros trabajos zonas o ‘lados oscuros’ (si me permiten los ‘Jedi’ que me apropie de la idea). Ahí van:

Siempre junto al segundo café del día, información: radio, prensa y, si puedo, TV. Que grabo o fotografío para próximos casos prácticos en clase o en exámenes.

Ultimar corrección de exámenes de alumnos de grado: como estamos en calendario ‘juliano’ —Bolonia, vamos—, ya fueron en mayo los finales, y en 15 días viene la recuperación de junio.

Atender a un alumno que te escribe porque quiere subir nota, de siete a 10, buena noticia. Pensar quiénes se llevan sobresaliente y alguna matrícula.

Reunir tiques de gasto en viaje a congreso —que he adelantado con mi Visa— y rellenar formularios en Asuntos Económicos-Gerencia. Y aprovechas para preguntar qué hay de aquello pendiente que te reclama un proveedor.

Revisar el plan de investigación de la tesis doctoral que dirijo. Entrando en la plataforma RAPID.

Hacer evaluación de los títulos de mi facultad en la web de Docentia. Si funciona bien a la primera.

Tutorías y revisión de exámenes ya corregidos y evaluados.

Hacer acta electrónica del tribunal de TFM (defendidos esta semana) en el sistema Gea.

Baremación final de los aspirantes a máster que coordino en @unicomplutense (en otro tipo de aplicación).

Reuniones ejecutivas del comité organizador del Congreso Internacional IAMCR-2019 del próximo mes de julio.

Revisión de ‘paper’ presentado en otro congreso internacional para su envío a un 'Journal', con 'deadline' de 15 días, pensando en el sexenio de 2020.

Responder correos de futuros alumnos de máster desde América Latina y Europa. Y a los de los alumnos de grado que no están seguros de que un cinco es un aprobado.

Reunión con futuros alumnos del máster 19-20 para que preparen beca de colaboración, alguno por Skype. Solicitar a mi departamento formalmente dicha beca de colaboración.

Pelearte con un virus o 'malware' que se me ha colado en Windows 10 que afecta al teclado y que me reeeeepite las vocales.

Tuitear una vez al día al menos sobre temas de mi especialidad... Y seguir las novedades del 'copyright' y cine a la carta.

Con música de fondo, y que conste con agradecimiento.

‘Gaudeamus igitur’.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios