Hitos y objetivos: las reformas falsas no cuentan en Europa
  1. España
  2. Tribuna
Luis Garicano

Tribuna

Por

Hitos y objetivos: las reformas falsas no cuentan en Europa

La Comisión Europea aprobará el plan de recuperación de España a mediados de junio y nuestro país podrá recibir el primer cheque de 9,100 millones de euros a finales de julio

placeholder Foto: Vista general del Parlamento Europeo. (EFE)
Vista general del Parlamento Europeo. (EFE)

¿Se acuerdan del debate de los eurobonos en la anterior crisis? Muchos temíamos que nunca los veríamos en nuestras vidas. Pues bien, el pasado viernes hemos sabido que todos los países europeos habían aprobado ya la autorización (que requería esa unanimidad) para que la Unión Europea pueda endeudarse por valor de 750.000 millones de euros. La UE podrá emitir eurobonos y financiar los planes de recuperación.

Ahora solo queda que la Comisión Europea evalúe y apruebe los planes que cada país ha elaborado, que luego los apruebe el Consejo y que los países puedan empezar a recibir el dinero. En este otro aspecto también hay noticias. En Bruselas se espera que la Comisión Europea dé un aprobado a mediados de junio a los primeros 16 países (incluyendo a España). El dinero empezará a llegar pronto, y esto es buena noticia: contando con las 4 semanas necesarias para la aprobación del Consejo, cabe esperar que España reciba su primer cheque (la "prefinanciación") de 9.100 millones de euros durante la segunda mitad de julio.

Muchos en la UE y desde España hemos trabajado duro para conseguir una respuesta diferente de Europa a esta crisis. Y Europa ha subsanado los errores que cometió hace ya 10 años, durante la crisis financiera. Esta vez, la UE ha permitido a los estados absorber, sin límite, el impacto de la crisis sobre empresas y familias; y ha puesto en marcha, además, un plan europeo de recuperación inimaginable hace diez años.

Foto:

Los últimos detalles de los planes se están cerrando estos días, contra reloj, en Bruselas. Y, una vez aprobados los planes, solo hay una cosa que importa: cuáles serán los hitos y objetivos que tendrán que cumplir los países para conseguir los cheques periódicos que recibirán cada 6 meses. Solo el primer cheque, el de este verano, se recibe sin condiciones.

Es en este tema en el que estamos ahora trabajando con la Comisión Europea. El plan español tiene dos problemas graves, en mi opinión.

En primer lugar, invierte mucho en 'cosas', y poco en personas. Esto es un grave error. Los problemas graves de nuestro país –el peor de Europa en abandono escolar, en precariedad laboral, y en desempleo juvenil– no se resuelven invirtiendo en cosas. Por ejemplo, el plan invierte más de 13.000 millones, uno de cada cinco euros del dinero del plan, en rehabilitación de edificios y movilidad urbana. Inversiones útiles (aunque en menor magnitud), pero que no transformarán nuestra economía. Invierte 1.600 millones en educación y 765 millones en empleo juvenil- un quinto de la inversión en edificios y movilidad. En un país con casi 600.000 menores de 25 años desempleados, el plan de 'formación en alternancia con el empleo' prevé alcanzar a 3.000 jóvenes en 3 años.

Foto: Banderas europeas. (Reuters)

En segundo lugar, no hay reformas o, mejor dicho, las reformas se sustituyen por vagos deseos. Sin reformas, nuestra economía continuará sin experimentar el crecimiento de la productividad necesario para sostener el Estado del bienestar. Apoyando esas 'no-reformas', el plan entregado por el Gobierno contiene una serie de 'no-hitos' y 'no-objetivos'. En nuestras reuniones con la Comisión hemos buscado cambios en estos hitos para conseguir que nuestro país haga las reformas que nuestra economía necesita. Aunque el Gobierno ha mantenido en secreto el documento de hitos y reformas, algunos ejemplos sirven para ilustrar el problema:

  • Las medidas de alcance temporal no son reformas: el Gobierno proponía como reformas fiscales las medidas temporales adoptadas en 2020 y 2021 para paliar los efectos de la pandemia.
  • Encargar un informe no es una reforma: el Gobierno hace referencia a una revisión exhaustiva de los beneficios fiscales, un análisis que ya realiza la AiREF.
  • Crear un comité de expertos no es una reforma: el Gobierno vende como reforma la creación de un comité de expertos para la reforma fiscal
  • Los trucos contables no son reformas: la reforma estrella en pensiones consiste en mover parte de ellas del déficit de la Seguridad Social a déficit del Estado. ¿Ven la diferencia? Yo tampoco.
  • Las largas listas de deseos fiscales, educativas, en pensiones, en innovación, en ciencia, no son reformas.
Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

Es esencial que los muchísimos hitos vagos del plan español se concreten en mucho menos hitos, pero más concretos y claros, que ayuden a España a emprender una senda de reformas. La Comisión se ha comprometido a que esto sea así. Lo veremos a mediados de junio.

Mientras tanto, las bajas inversiones en personas, en formación, en universidades y en ciencia del plan de recuperación sugieren que será una oportunidad perdida para transformar nuestro sistema productivo. El Gobierno persiste en no abordar los graves problemas estructurales de la economía española, esas que con tanta claridad identifica en su propio plan con horizonte 2050. El plan aprobará en Bruselas, pero no es el plan que España necesita. Italia, con un plan consensuado por todas las fuerzas políticas, y Grecia con un plan profundamente reformista, nos dejan tan atrás que corremos el riesgo de que en la próxima crisis, en lugar de los PIGS ya se hable solo de la S, de Spain.

*Luis Garicano es jefe de la delegación de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, vicepresidente y portavoz económico del grupo parlamentario RenewEurope en el mismo. Además, es miembro del grupo de trabajo de Escrutinio de los Planes de la Recuperación establecido por el Europarlamento.

Comisión Europea Unión Europea Luis Garicano Parlamento Europeo Ciudadanos