Es noticia
Menú
China sigue comprando empresas en Europa a pesar del parón generalizado
  1. Jurídico
  2. Tribuna
Alicia García Herrero

Tribuna

Por

China sigue comprando empresas en Europa a pesar del parón generalizado

El año pasado, las fusiones y adquisiciones anunciadas por China terminaron siendo inferiores en casi un tercio a las realizadas en 2019

Foto: Bandera de China (Reuters)
Bandera de China (Reuters)

La pandemia llevo a la economía mundial a un parón sin parangón en 2020. Al ser el primer país en reportar el brote, China también fue el primero en sentir su impacto, experimentando una recesión económica importante ya en el primer semestre de 2020.

El año pasado, las fusiones y adquisiciones anunciadas por China terminaron siendo inferiores en casi un tercio a las realizadas en 2019. Esta rápida desaceleración parecía incluso peor que la tendencia global de fusiones y adquisiciones (M&A) que solo descendieron un 10% en 2020, de acuerdo con el Índice de Tendencias de Inversión de la UNCTAD (Conferencia de la Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo).

Desde el último trimestre de 2020, China ha dado un giro importante en sus adquisiciones, en línea con la fuerte recuperación de la economía china, gracias a las eficaces medidas de contención del virus, pero también las políticas fiscales y monetarias expansivas. Esto contrasta con la situación de debilidad del resto del mundo.

Además, el coste global de financiación para que las empresas chinas salgan al extranjero se ha reducido considerablemente después de que la Reserva Federal de EE.UU. introdujera un estímulo monetario masivo para impulsar la economía. La rápida recuperación de la economía china, junto con unas condiciones financieras mundiales mucho más laxas y las oportunidades de compra en los países afectados por el virus de la Covid han propiciado una fuerte recuperación de las adquisiciones de empresas por parte de China en el último trimestre de 2020. Otro elemento importante de la actividad de M&A de China en 2020 es el regreso de operaciones destinadas a Estados Unidos. Hay que reseñar, no obstante, que ambas operaciones son compras a empresas europeas de sus operaciones en EE.UU. La mayor fue, de lejos, la adquisición por parte de Tencent del 10% de Universal Music, participada mayoritariamente por el grupo francés Vivendi. La segunda fue la adquisición por Shanghai RAAS del 45% de Grifols Diagnostic Solutions, de la farmacéutica española Grifols, a cambio de un 26,2% de acciones de la compañía china. Perú fue el segundo objetivo para China el año pasado, plasmado en la adquisición de Luz del Sur (LDS), una de las compañías eléctricas más grandes del país, por parte de Yangtze Power.

Más allá de las adquisiciones a compañías europeas en el mercado estadounidense, la Unión Europea es ahora la región predilecta para las adquisiciones chinas. Especialmente si tenemos en cuenta que los acuerdos con Universal Music y Grifols estaban relacionados con compañías europeas. De hecho, la UE fue la región de más acuerdos con China en 2020, incluyendo la adquisición de Deutsche Hospitality por Grupo Huazhu y la operación de Guangdong Wencan Die Casting Corporation con el fabricante francés de piezas de automóviles Le Belier.

En cuanto a la distribución sectorial de las adquisiciones chinas, la industria sigue siendo la clave de las fusiones y adquisiciones chinas en el extranjero, con especial atención a la UE. El segundo sector más importante es la sanidad. Sin embargo, debido a varias grandes operaciones en energía y entretenimiento, la distribución sectorial en términos de valor fue más uniforme en 2020 que en años anteriores.

Foto: mercados-inversiones-vacunas-china-eeuu-bra

En términos de propiedad, las adquisiciones por parte de empresas estatales chinas (SOEs inglés) ganaron fuerza en 2020 con un enfoque especial en Asia-Pacífico y otras regiones, mientras que las de EE.UU. y Europa se redujeron. En particular, el porcentaje de operaciones de empresas estatales chinas en Europa disminuyó. La mayoría de estas adquisiciones se enmarca en sectores relacionados con los recursos naturales, mientras que las empresas privadas predominan en los sectores industrial y de consumo.

Con todo ello, 2020 no ha sido un buen año para las adquisiciones de empresas chinas en el extranjero, pero sí hubo cierta tendencia a la recuperación a finales de año. La razón podría ser el relativamente mejor comportamiento de la economía china en el segundo semestre de 2020 y también la existencia de condiciones financieras mundiales más favorables. Por último, las intenciones de China de explorar oportunidades del mercado global, así como el afán de mejora tecnológica e industrial, son también piezas clave de la participación de China en el mercado mundial de fusiones y adquisiciones.

La Unión Europea es uno de sus principales objetivos, lo que también debería explicar el gran interés del gigante asiático por firmar el Acuerdo Integral de Inversiones (en inglés, CAI) con la UE a medida que 2020 llegaba a su fin. Está claro que mantener el mercado de la UE abierto para futuras adquisiciones es realmente importante para China. Por todo esto no les sorprenda seguir viendo ventas de empresas europeas a China, en la medida en que nuestros gobiernos lo permitan, claro está.

*Alicia García Herrero, economista jefe para Asia-Pacífico en Natixis

La pandemia llevo a la economía mundial a un parón sin parangón en 2020. Al ser el primer país en reportar el brote, China también fue el primero en sentir su impacto, experimentando una recesión económica importante ya en el primer semestre de 2020.

Unión Europea Fusiones y adquisiciones Grifols Empresas Recesión