Humanismo y tecnología al servicio de la sociedad
  1. Jurídico
  2. Tribuna
María Emilia Adán

Tribuna

Por

Humanismo y tecnología al servicio de la sociedad

La decana de los registradores, ante la celebración de su congreso nacional del 15 al 17 de septiembre en Valladolid, asegura que la profesión se reúne para escuchar "cómo poder seguir sirviendo" a la sociedad española

placeholder Foto: Pixabay.
Pixabay.

Los días 15 a 17 de septiembre los registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España nos encontraremos en la hermosa y acogedora ciudad de Valladolid, para escuchar lo que la sociedad espera de nosotros en estos nuevos tiempos. Reflexionaremos cómo acercar a la ciudadanía el servicio público que tenemos encomendado en un entorno europeo. Un congreso en el que Felipe VI ha aceptado la presidencia de honor, lo que nos llena de orgullo a todo el cuerpo de registradores.

Un servicio público eficiente, cercano, ajustado al entorno digital es nuestra aspiración. En los más recónditos lugares de nuestro territorio nacional, hay una oficina registral abierta todos los días del año, de lunes a viernes, mañana y tarde, auxiliada por la página web desde la que se pueden realizar numerosos trámites, las 24 horas del día todos los días de la semana. Los registradores de España somos conscientes de que solo desde lo que somos y debemos ser (profesionales jurídicos con una formación continua), en un mundo que demanda nuestros servicios desde cualquier país, seremos útiles a la sociedad que servimos, asignando, constituyendo y protegiendo los derechos e intereses que los ciudadanos nos confían.

Foto: Foto: iStock.

Humanismo y tecnología, este es el reto y el hilo conductor del congreso. Una mirada al futuro, desde el presente, sin olvidar de dónde venimos. Conmemorando el 160 aniversario de la Ley Hipotecaria, que ha consolidado uno de los sistemas de mayor seguridad jurídica para el tráfico mercantil e inmobiliario, reconocido mundialmente, basándose en unos principios plenamente vigentes en el siglo XXI. Una ley que creó la figura del registrador, para que ejerciera el control de legalidad de los diversos documentos que pretenden acogerse a la protección registral.

Sin pretender descifrar ese binomio humanismo y tecnología de nuestra condición, tan solo aspiramos a debatir sobre lo que creemos que ya es indispensable e inaplazable para seguir mejorando como registradores. Sobre la necesidad de que ambos mundos, el tecnológico (la máquina) y el humanismo (la persona), vayan de la mano si queremos avanzar socialmente.

Humanismo y tecnología, este es el hilo conductor del congreso. Una mirada al futuro, desde el presente, sin olvidar de dónde venimos

Con ese objetivo, desgranaremos en diferentes escenarios los espacios que consideramos esenciales en este siglo XXI. Hablaremos de ética y tecnología, con la esperanza de poder seguir siendo en el mundo binario y/o algorítmico que nos alberga más compasivos, altruistas y bondadosos de lo que éramos cuando la técnica no nos acompañaba en la aventura. Destacaremos la dimensión humana del trabajo, la importancia y la esencialidad en la toma de decisiones y en el acompañamiento a la ciudadanía.

Trataremos de mostrar cómo serán y, de hecho, ya son las profesiones jurídicas entre las que nos movemos, espejo en el que nos vemos reflejados, con especial referencia a las habilidades blandas ('soft skills') que los servidores públicos del futuro deberán atesorar: la empatía, la resiliencia, la creatividad, la capacidad de reflexión y de deducción, etc.

Foto: La aventura de vender un piso con inquilino dentro, ¿qué debes tener en cuenta? (iStock)

Servidores públicos que deben situarse en la piel de aquellos que demandan sus servicios, cuestionándonos continuamente qué quieren, qué necesitan de nosotros. Estos y no otros deben ser los estímulos del fututo: la empatía emocional frente a la cognitiva, la cortesía vital como forma de servir públicamente, todo ello sin olvidar los nuevos retos tecnológicos que se plantean en nuestros tiempos, la inteligencia artificial, la privacidad y la ciberseguridad.

Somos futuro, porque somos presente, y hemos sido pasado. Celebramos un aniversario muy significativo, 160 años desde la promulgación de la Ley Hipotecaria que nos vio nacer, su papel social sigue hoy tan vigente como entonces, pues su objetivo son necesidades humanas que forman parte de la esencia del ser humano. Nos sumamos para ser parte de la solución a los desafíos que suponen los objetivos de desarrollo sostenible, la España vaciada y el medio ambiente.

En definitiva, los registradores vamos a Valladolid a escuchar lo que la sociedad española quiere de nosotros, cómo podemos seguir sirviendo a los ciudadanos españoles para proteger sus derechos e intereses como lo hemos hecho durante los 160 años de vigencia de la Ley Hipotecaria.

¿Nos acompañas?

Los días 15 a 17 de septiembre los registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España nos encontraremos en la hermosa y acogedora ciudad de Valladolid, para escuchar lo que la sociedad espera de nosotros en estos nuevos tiempos. Reflexionaremos cómo acercar a la ciudadanía el servicio público que tenemos encomendado en un entorno europeo. Un congreso en el que Felipe VI ha aceptado la presidencia de honor, lo que nos llena de orgullo a todo el cuerpo de registradores.

Registro de la Propiedad Registro Civil Tecnología Humanismo Ley Hipotecaria
El redactor recomienda