Es noticia
La puesta en marcha de una fiscalidad verde y justa es posible
  1. Medioambiente
  2. Tribuna
Xaquín García Muros

Tribuna

Por

La puesta en marcha de una fiscalidad verde y justa es posible

Tanto la OCDE, el FMI o la Comisión Europea han recomendado a España subir los impuestos ambientales y, en especial, los impuestos a los carburantes

Foto: Expertos piden aplicar impuestos verdes al diesel (EFE/ F. Vogel)
Expertos piden aplicar impuestos verdes al diesel (EFE/ F. Vogel)

La Unión Europea tiene como uno de sus principales objetivos la descarbonización de la economía, como bien refleja el Green Deal y el paquete de medidas aprobado para su consecución (paquete FIT-for-55). Uno de los pilares de este paquete es el uso de la imposición medioambiental, un campo en el que España tiene un gran margen de actuación ya que actualmente es uno de los países de la UE con los impuestos verdes más bajos.

El Green Deal promovido desde la UE empujará a medidas ambiciosas que subirán más el precio de la energía

Especialmente llamativa es la situación de los impuestos sobre carburantes -de los más bajos de la eurozona- y, en concreto, el caso del impuesto al diésel, que se encuentra todavía por debajo del impuesto sobre la gasolina y por debajo del mínimo que quiere implantar la Comisión Europea en su reforma de la Directiva de Fiscalidad Energética. El sector transporte es además una de las principales fuentes de emisiones en España (30% del total), por lo que el uso de la fiscalidad puede ayudar a cumplir los objetivos de reducción de emisiones y conseguir unas ciudades más limpias y saludables.

Foto: La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen (EFE)

La situación de España respecto a la imposición verde no ha pasado desapercibida por los distintos organismos internacionales, y tanto la OCDE, el FMI o la Comisión Europea han recomendado a España subir los impuestos ambientales y, en especial, los impuestos a los carburantes. Incluso cuando distintos gobiernos han preguntado a expertos sobre reformas fiscales, estos han destacado la necesidad de subir los impuestos a los carburantes, como el Informe Lagares realizado para el Ministerio de Hacienda en época de Mariano Rajoy.

placeholder Los organismos internacionales piden subir los impuestos a los carburantes (EFE/Juan C. Hidalgo)
Los organismos internacionales piden subir los impuestos a los carburantes (EFE/Juan C. Hidalgo)

También el actual gobierno ha explorado esta posibilidad, como sucedió a finales del año 2020 dentro del debate presupuestario, aunque finalmente se descartó por falta de apoyo político. Una de las razones esgrimidas en contra de estas políticas es que afectan más a las rentas bajas. A ello hay que añadir el miedo a las protestas en Francia de los chalecos amarillos. Así, cabe preguntarnos si la imposición verde es realmente regresiva y por lo tanto incompatible con una transición energética justa.

Un estudio reciente del Observatorio OTEA y el Basque Centre for Climate Change (BC3) ha analizado con detalle esta cuestión y muestra que la imposición sobre el diésel no es especialmente regresiva, pues no afecta en mayor medida a los grupos de renta más bajos en relación con los más pudientes. Bien es cierto que hay colectivos que pueden verse perjudicados, como las clases medias o los hogares de zonas rurales, ya que hacen un mayor uso del transporte privado.

Foto: Foto: EFE.

Sin embargo, el estudio muestra que si los impuestos se acompañan con compensaciones a los colectivos afectados la situación puede cambiar notablemente. Una equiparación del impuesto al diésel con la gasolina supondría unos ingresos extra para el Estado de entre 1.200-1.700 M€. Este dinero da un gran margen de actuación para compensar de manera adecuada a aquellos colectivos vulnerables que se puedan ver perjudicados, dando como resultado una reforma socialmente justa y favorable para el medioambiente y la salud.

En los próximos años el Green Deal promovido desde la UE empujará a medidas ambiciosas que subirán más el precio de la energía. Así, es necesario que los gobiernos estén preparados y sean capaces de adelantarse a posibles efectos negativos para la sociedad. Como muestra este estudio, un diseño adecuado de las políticas, acompañado de un uso inteligente de los nuevos recursos que compense a los más vulnerables puede asegurar una transición energética y medioambiental justa.

Xaquín García-Muros es investigador del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y del Basque Center for Climate Change (BC3) y Mikel González-Eguino es investigador del Basque Centre for Climate Change (BC3) e impulsor del Manifiesto por una Recuperación Sostenible

Mundo sostenible Ministerio de Hacienda Diésel Unión Europea Chalecos amarillos