¿Por qué mi hijo debe tener una cuenta corriente?

Contar con mayor cultura financiera desde pequeños es un impulso global para toda la comunidad y marca diferencias entre unos países y otros

Foto: Una hucha y billetes de 50 euros fotografiados en Schwerin (Alemania). (EFE)
Una hucha y billetes de 50 euros fotografiados en Schwerin (Alemania). (EFE)

Contar con unos mínimos conocimientos financieros desde temprana edad, es básico y necesario para ayudar a todo individuo a moverse con cierta destreza entre las decisiones económicas que deberá afrontar en el futuro. Además, marcará la diferencia entre aquellos que sí aprenden a gestionar situaciones tan sencillas como la de optimizar la paga semanal y los que no saben organizarse correctamente. Contar con mayor cultura financiera desde pequeños es un impulso global para toda la comunidad y marca diferencias entre unos países y otros.

Así se ve claramente en el último informe PISA sobre conocimiento financiero que la OCDE acaba de publicar. Aquellos chicos que reciben este tipo de formación, tienden a optimizar mejor sus ahorros, a completar con mayor éxito sus estudios y a obtener un trabajo que requerirá mayores habilidades que aquellos que no cuentan con esa educación financiera. El informe muestra que la gente joven no está lista para ocuparse de sus finanzas. Sólo un 12% de total analizado obtiene la nota máxima y un 22% del total saca nota por debajo del estándar mínimo. Incluso, en los países con mayor cultura juvenil financiera, un 20% saca nota por debajo de ese umbral.

Una de las partes más interesantes del estudio, refleja la importancia de los padres como verdaderos impulsores de ese conocimiento. Las experiencias directas de los jóvenes de 15 años con el dinero, la trasferencia de habilidades como la de gestionar la paga semanal o el comentar cuestiones de economía doméstica con los hijos, es fundamental en el aprendizaje de aquellos. De este modo, la media de estudiantes de esa edad que tiene una cuenta de ahorro, dentro de la OCDE, supera el 55%. Y es interesante ver cómo, éstos que tienen esas cuentas sacan mejor nota en conocimientos financieros que los que no la tienen. Otro dato curioso del estudio reside en que, aquellos jóvenes que reciben regalos en dinero, acaban sacando mejor nota financiera que los que no los reciben. Parece que eso les estimula y fomenta el interés por los temas económicos.

El siguiente gráfico muestra cómo, el discutir esas cuestiones de dinero en el entorno familiar de forma recurrente, hace que mejoren sus conocimientos financieros y pidan consejo a padres antes que a los amigos. Los que así se van educando sacan mejor nota que los que no.

Otra de las conclusiones de este informe radica en la necesidad de que los estudiantes conozcan las distintas formas de dinero que existen. El tener una cuenta corriente, una tarjeta de débito o saber qué es un cheque mejora la capacidad financiera de forma considerable. En España, aunque más del 50% de estudiantes mayores a 15 años tienen una cuenta de ahorro, este porcentaje ha caído 7 puntos porcentuales desde el anterior informe de 2012.

El estudio sigue avanzando en cuestiones de relevancia y, pese a que el grado socio-económico y cultural del estudiante es clave para obtener mayor cultura financiera, de nuevo y cómo comentaba aquí lo importante es educar desde pequeños y cuanto antes.

Hace unos meses que, con mi hijo de 6 años, abrimos una cuenta de ahorro a la vieja usanza. La experiencia de ir al banco, explicarle para qué servía y que objetivo tenía fue muy positiva. Desde entonces va metiendo en su hucha las 'moneditas' que le regalan y las va acumulando a la espera de ir a ingresarlo. No sé si entiende mucho la filosofía, pero entre las cartas del extracto que ahora le llegan (por correo postal) y la acción que le 'regalaron' por la apertura, tenemos una buena forma de conversar sobre dinero desde un punto de vista práctico. Con suerte y, de seguir así de interesado, igual será capaz de contestar con éxito a las preguntas que le hagan en el próximo test y todos ganemos en cultura financiera. No olvide que, aprender a invertir, es algo que se cultiva desde pequeños.

Aprender a Invertir
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios