El mercado alcista no ha muerto, pero puede ser intensamente corregido

La ruptura de soportes invita a continuar con la reducción de una exposición que debe plantearse en términos de donde está la primera zona de soporte; eso pasa por visitar mínimos del verano de 2014.

Foto: El mercado alcista no ha muerto, pero puede ser intensamente corregido

Cierre en zona de mínimo de los últimos meses, con nítida ruptura de directriz alcista principal para el IBEX35, que parece frustrar así lo que propuso a primeros de año: la ruptura de máximo histórico para consecución de subida libre absoluta en un gráfico total return. La pérdida de soportes es un hecho que va a confirmarse, salvo milagro, con una pauta envolvente mensual que insiste en sensaciones que ya se pusieron sobre la mesa antes del acuerdo conseguido entre los acreedores de Grecia en relación a un tercer rescate griego. La ruptura de soportes invita a continuar con la reducción de una exposición que debe plantearse en términos de donde está la primera zona de soporte; y eso pasa por visitar los mínimos del verano de 2014.

Cierre en la zona de mínimo de los últimos meses, en línea con las consideraciones potencialmente bajistas que hemos venido haciendo durante la semana. El mercado plantea abiertamente la posibilidad de un amplio techo de medio plazo como el que ya se ensayó sin éxito en septiembre/octubre del 2014, para lo que debe perforarse la zona de los 6.125 puntos del EuroStoxx50 total return.

Tras lo acontecido en Wall Street, y rebotes al margen, una continuidad bajista parece un escenario técnicamente razonable si atendemos a que el proceso de ajuste dejara una llamativa vela mensual potencialmente bajista como no se había visto en tiempo; y que ésta se desplegará en la zona de máximo histórico de la versión total return del principal índice europeo, y techo del canal alcista que plantea el mismo desde los máximos de 2009; lo que hace especialmente relevante el deterioro. Continuar con una reducción de la exposición, especialmente en caso de rebote, parece lógico para una cartera que prefiera una situación defensiva para enfrentar un entorno hostil para trading en tendencia.

Desplome. El S&P500 prácticamente ha alcanzado la zona de objetivo mínimo teórico que debía confirmarse el viernes en cierre semanal. La semana fue un auténtico atropello para los compradores, y además de formaciones chartistas de cambio de tendencia en corto/medio plazo, hay que señalar la pérdida de líneas de tendencia y la ruptura de medias ligadas al proceso de trading en tendencia -200 sesiones, 12 meses o 50 semanas- con ruptura generalizada de primeros soportes horizontales. El cierre mensual deberá, y probablemente logrará, rubricar estas negativas sensaciones. Desde una subida libre absoluta para el conjunto del mercado y los máximos históricos en un Nasdaq100 en versión total return, el mercado norteamericano presenta la situación técnica más vulnerable desde la fuerte corrección vivida en el verano de 2011 e invita a considerar un rebote como una oportunidad para situar la cartera en niveles de exposición cómodos para capear correcciones que podrían llevar a los índices a buscar los mínimos del pasado octubre de 2014 durante lo que resta de 2015 generando la mayor oportunidad de compra que haya podido verse desde el verano de 2011 en el mercado. El mercado alcista no ha muerto, pero puede ser intensamente corregido.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios