Americanos e italianos, héroes y villanos

Semana de récords para el Russell2000 y para Nasdaq, que aunque patinó en la parte final de la semana, no transmitió con ello sensaciones que puedan considerarse claramente negativas

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Semana de transición en Europa, de continuo quiero y no puedo por parte de alcistas y bajistas salvo en un mercado italiano que volvió de despeñarse para caer hasta su zona de soporte crítico en tendencia de medio plazo. El MIB, que llevaba dos años brillando, de repente, se ha convertido en un fiambre. Conocemos los motivos, aunque tiene su gracia que éstos existieran también durante su reciente rumbo hacia altos del año; en un abril en el que tras las elecciones italianas estuvo liderando a las acciones europeas. Como me dijo el primer bróker con el que negociaba derivados del IBEX35 en mi primer empleo: no intentes entenderlo muchacho.

Y mientras el MIB se asoma de nuevo al abismo y las bolsas europeas trastabillan, el Bund alemán se desploma manifestando una clara relajación de la tensión en el mercado de bonos. El IBEX35 ha conseguido alejarse un poco más de su línea de tendencia experimental en medio/largo plazo con ello... Bien, aunque sabe a poco y no por eso el índice ha dejado de tener todo tipo de resistencias que, como sucede con varios índices europeos, no van a desaparecer fácilmente y dependen en última instancia de que consigamos irnos más allá de los máximos de abril. La mejor de las plazas del viejo continente Londres, que se mantiene por encima de sus altos históricos pese a recaer de nuevo hacia ellos y sin que coopere la libra; circunstancia que probablemente está relacionada con el soporte que confiere Nueva York.

Al otro lado del charco, el motor sigue carburando. Semana de récords históricos para el Russell2000 y para Nasdaq, que aunque patinó en la parte final de la semana no transmitió con ello sensaciones que puedan considerarse claramente negativas más allá del muy corto plazo si atendemos a un entorno en el que el Dow Jones Industrial y el S&P500 se movieron claramente al alza, cerrando en su máximo semanal tras romper algunas resistencias ascendentes para enfilar la que, en principio, es su gran zona de oferta: el máximo del rebote de marzo.

El impresionante patrón que el Dow Jones Industrial total 'return' pondría sobre línea de tendencia y media móvil de 200 sesiones en caso de superación de los altos marcados tras el desplome bajista de febrero sería el elemento chartista más llamativo que habría propuesto el mercado desde que rompiera al alza los altos de 2014/2015 unos meses antes de la llegada de Donald Trump al poder.

Bolságora

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios